Sabías que
rmb

Santa Teresa de Ávila, la primera Doctora de la Iglesia

El 15 de octubre, la Iglesia católica celebra a Santa Teresa de Ávila, también conocida como Santa Teresa de Jesús.
Santa Teresa de Ávila es una de las Doctoras de la Iglesia.
Santa Teresa de Ávila es una de las Doctoras de la Iglesia.

Santa Teresa de Ávila fue la primera Doctora de la Iglesia, y es memorable por haber sido la reformadora de las reglas de los Carmelitas Descalzos. Además, fue escritora y poeta de proyección internacional cuya obra ha trascendido los siglos, y que felizmente fue recordada y homenajeada en el 2015, cuando se cumplieron los 500 años de su nacimiento.

Leer: Cuatro consejos de Santa Teresa de Ávila


La obra espiritual de Santa Teresa de Ávila también involucra a México, ya que, en 1582, Felipe II concedió permiso para trasladar a América a esta Orden religiosa para ayudar en la tarea evangelizadora.

Santa Teresa de Ávila.

Santa Teresa de Ávila.

Teresa de Ávila, cuyo nombre fue Teresa de Cepeda y Ahumada, nació el 28 de marzo de 1515. Su hermano, Pedro Alonso Sánchez de Cepeda y Ahumada, vivió en Nicaragua y Perú, y llevó consigo una imagen de la Inmaculada Concepción.

Ella quiso ser misionera en países musulmanes y también pensó en vivir como ermitaña, pero ingresó finalmente al convento de la Encarnación en noviembre de 1533, y profesó un año más tarde en el Carmelo de Ávila, donde había 180 religiosas.

Leer: Celebran 50 años de Santa Teresa como Doctora de la Iglesia

En 1558 comenzó a tener revelaciones en estados místicos profundos que la fueron llevando a hacer reformas trascendentes a la vida monástica, porque había grandes distractores en la vida religiosa de clausura, y muchas monjas carecían de vocación, y es que las normas conventuales se habían relajado desde 1432, por decreto de Eugenio IV.

Su reforma monástica versa en tres puntos: pobreza, soledad y silencio, lo que facilitaba una auténtica vida de oración. Ella tenía especial devoción por San José, como protector de la Iglesia.

Consejos de Santa Teresa de Ávila.

Consejos de Santa Teresa de Ávila.

En 1561, su hermano le envió dinero para que fundara su primer convento reformado, dedicado a San José y el 24 de agosto de 1562, recibió de Roma la Bula firmada por Pío IV, que aprobaba su obra. Tomó el hábito con cuatro novicias de la nueva Orden de las Carmelitas Descalzas de San José, donde las primeras religiosas vivieron con gran austeridad.

El superior general del Carmelo, el padre Rossi, en 1567 visitó el convento de San José y dio permiso a Teresa para fundar otros monasterios de mujeres y dos de hombres, así que emprendió el viaje para Medina del Campo, luego a Madrid y en Alcalá de Henares arregló el convento de las carmelitas descalzas que había fundado su amiga María de Jesús. Luego fue a Malagón y a Toledo donde llegó enferma. En total, Teresa de Ávila fundó 15 conventos reformados.

Ella escribió más de 400 cartas y en 1573, por orden del jesuita Ripalda, su director espiritual, redactó el libro de sus fundaciones, pero además escribió poesía, con leguaje sencillo y gran fuerza.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios