Récord Guinness: El Nacimiento más grande mide 56 metros de altura

Los 56 metros de alto se obtuvieron sumando la altura de las figuras de la Sagrada Familia: Jesús, José y María; la anterior marca era de 28 metros.
Con 56 metros de altura, el Nacimiento alicantino registra un nuevo Récord Guinness.
Con 56 metros de altura, el Nacimiento alicantino registra un nuevo Récord Guinness.

La más reciente edición del Libro de Récords Guinness señala que el Nacimiento (o Belén) más grande del mundo está en la ciudad de Alicante (España), cuyas figuras del Niño Jesús, san José y la Virgen María, dan una altura de 56 metros al ser sumadas, desbancando así al Nacimiento de Monterrey (México), que desde 1991 ocupaba el Récord Guinness en esta categoría, con 28 metros y medio de altura sumando las figuras de la Sagrada Familia.

Puedes leer: La Catedral Metropolitana abre recorridos para visitar su Nacimiento

El nacimiento alicantino, obra del artista de la localidad José Manuel García, fue instalado en el Paseo de la Explanada de España en este 2021, y la categoría en la que participó es “Figuras de Nacimiento más grandes”, siendo la figura de san José la más espectacular, con sus 18.5 metros de altura.

Cabe señalar que, aunque este logro aparece registrado como Récord Guinness hasta la más reciente edición del Libro, el Nacimiento de Alicante ya había conseguido ser el más alto del mundo el año pasado, cuando se instaló en la Plaza del Ayuntamiento.

Para su ingreso al Libro de Récord Guinness, Lena Kullman, la jueza encargada de verificar las medidas, especificó que las figuras de la Sagrada Familia suman 56.025 metros de altura en total. El alcalde de la ciudad, Luis Barcala, no tardó en manifestar su alegría por el logro, y señaló que “la iniciativa trae consigo que Alicante se sitúe en el foco de la atención internacional”.

En cuanto a los protagonistas del Nacimiento, José Manuel García explica que el semblante sobrio de san José comparte con María una ternura en los gestos, y que el manto que la Virgen lleva puesto sobre la cabeza “conlleva un gesto universal de modestia”. En cuanto al Niño Jesús -señala el artista-, se ha querido representar la expresión jovial y cercana de los niños.

Con información de El Mundo