¿Qué es el Jubileo Ordinario del 2025 y por qué es importante?

El lema que llevará el jubileo del 2025 es “Peregrinos de la esperanza".
Ciudad del Vaticano. Foto: Cathopic
Ciudad del Vaticano. Foto: Cathopic

Con optimismo ante la pandemia de Covid 19, la Santa Sede continúa con los preparativos del Jubileo Ordinario del 2025, un año de gracia para la liberación de los pecados que celebra la Iglesia católica desde el año 1300, cuando se llevó a cabo el primero, bajo el Pontificado de Bonifacio VIII.

¿Qué es un Jubileo ordinario?

Un Jubileo Ordinario es un año de gracia para honra de Dios, cuyos orígenes se remontan a la tradición judía ordenada en el libro del Levítico (25,10) de declarar un Año Santo cada 50 años. Así, cuando llegaba la fecha, los judíos ponían a los esclavos en libertad y se dejaban de trabajar las tierras para que descansaran. Para iniciar el Año Santo, se hacía sonar el jobel, un instrumento musical hecho con el cuerno de un carnero, y del cual proviene el nombre de “jubileo”.

Un jubileo se hace cada 25 años

Los primeros jubileos de la Iglesia católica se realizaban cada 100 años, pero el Papa Martín V redujo el tiempo de espera a 33 años -la edad de Cristo al morir en la cruz-, y posteriormente pasó a 25 años, con la idea de que cada generación tuviera la experiencia y la oportunidad de ganar el perdón total de los pecados cometidos.


En los años santos de los jubileos, se abren de manera simbólica las puertas santas de las cuatro grandes basílicas de Roma: San Pedro, San Pablo, Santa María la Mayor y San Juan de Letrán; y en el resto del mundo, las de las catedrales y principales santuarios. Es una forma de dar a entender que quien cruza por ellas, cumpliendo con lo que exige el Derecho Canónico, pasa de una condición de pecado al arrepentimiento total y sincero y el propósito de no volver a incurrir en las faltas.

Este será el lema del Jubileo Ordinario 2025

El lema que llevará el jubileo del 2025 es “Peregrinos de la esperanza”, de acuerdo con lo que informó Mons. Rino Fisicchella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.

Este será el segundo jubileo al que convoca el Papa Francisco, pero el primero con carácter de ordinario. El primero -que tuvo carácter de extraordinario- estuvo dedicado a la Misericordia Divina, mediante la Bula Misericordiae Vultus, y tuvo lugar del 29 de noviembre de 2015 al 20 de noviembre de 2016 en todo el mundo.

El último Jubileo Ordinario fue convocado por san Juan Pablo II en el año 2000, y tuvo una agenda muy nutrida, pues cada semana lo dedicó a un tema específico.

Por ejemplo, un domingo estuvo dedicado a los médicos y enfermeras, otro a los sacerdotes y gente de la vida consagrada, uno más a la unión de los cristianos, otro a los políticos de todo el mundo, a la milicia, etc. México fue el único país que tuvo un día dedicado en el Jubileo, y fue cuando se canonizó a San Cristóbal Magallanes y sus compañeros mártires.

Durante los jubileos se puede ganar la indulgencia plenaria

Los jubileos cristianos son una gran oportunidad para ganar las indulgencias plenarias que concede el Sumo Pontífice, tema al que ha sido muy sensible el Papa Francisco, quien ha concedido estos beneficios espirituales en el Jubileo extraordinario de la Misericordia en el año 2016, y también con motivo del año que dedicó a San José.

Puedes leer: Así se puede ganar durante 2022 la indulgencia plenaria en la Basílica de Guadalupe