Sabías que
rmb

¿Por qué se dice que la Misa es un sacrificio?

La expresión “sacrificio” ha sido relacionada siempre con actos del dolor o sufrimiento; pero para Iglesia implica una cuestión de mayor fondo.
La Misa. Foto: Cathopic
La Misa. Foto: Cathopic

La palabra “sacrificio” comúnmente ha sido asociada a cuestiones de dolor, sufrimiento o pérdida; a eso hace alusión una de las acepciones de este término, al relacionarlo con la matanza de animales, pero especialmente para el consumo humano. El Antiguo Testamento también relaciona la palabra “sacrificio” con la muerte de animales, pero a manera de ofrenda a Dios para la expiación de los pecados, y por por tal razón, con Cristo se realiza la ofrenda del cordero sacrificado de manera cruenta.

Lee: Estas son las Misas de precepto y fiestas movibles del 2020

Por otra parte, la Doctrina de la Iglesia Católica define dicha palabra, en su sentido más estricto, como un acto de ofrenda a Dios que el sacerdote realiza de manera abierta, para testimoniar su supremo dominio y la completa sujeción de la feligresía a Él. En cuanto a la raíz etimológica de la palabra, proviene de los vocablos en latín “sacro” y “facere”, lo que significa hacer sagradas las cosas, honrarlas y entregarlas.

En este sentido, el padre Ricardo Valenzuela, Canónigo de la Catedral Metropolitana de México y especialista en Liturgia, señala que la Misa es un sacrificio, primero porque de manera abierta el sacerdote testimonia y actualiza el Misterio Pascual de Cristo: su Pasión, Muerte y Resurrección. Y segundo, porque en este acto de ofrenda a Dios, “está vivamente incluido el sacrificio de Cristo en la Cruz”.

De manera que, por un lado, la Misa es un sacrificio porque es la ofrenda a Dios que Cristo mismo mandó perpetuar en conmemoración suya; y por el otro, porque en la celebración está implícito el reconocimiento de la muerte, y muerte en cruz, de Jesús, quien se ofreció a sí mismo como víctima de salvación.

Lee: Esta es la única iglesia de la CDMX con Misas en latín

Comentarios