Las 5 armas de los papás contra la ideología de género

La cultura de la muerte avanza aceleradamente. Estos son 5 consejos para los papás preocupados por sus hijos ante lo que estamos viviendo.
La ideología de género es parte de la cultura de la muerte

Con gran tristeza mucho recibimos la noticia de la despenalización del aborto en el estado de Guerrero, sintiendo la fuerte impotencia que genera el avance cada vez más apresurado de la cultura de la muerte.

Durante décadas hemos sido testigos de su avance, en ocasiones casi imperceptible, otras veces dando dos pasos adelante y uno atrás, hoy a pasos acelerados; pero siempre ganando terreno, sembrando dudas, manipulando sentimientos, distorsionando criterios, comprando consciencias, maniobrando las leyes e ignorando los derechos de los más débiles e indefensos.

Otros artículos de la autora: Madres valientes que enseñan a volar




Es preocupante pensar en todos los desafíos que enfrentan los padres de hoy en un mundo ideologizado y con legislaciones que pretenden arrebatarles su derecho–deber para ejercer y elegir libremente el tipo de educación que quieran brindar a sus hijos.

Educar nunca ha sido una tarea sencilla, pero en la actualidad se convierte en un verdadero reto que exige una mayor preparación e intencionalidad de los papás que tienen que enfrentar situaciones tales como

-Un sistema de educación escolar completamente ideologizado, deficiente y sin rumbo.

-Leyes para niños y adolescentes que les facilitan el acceso a anticonceptivos, abortivos, e incluso, la práctica del aborto sin que sea necesario el previo conocimiento o el consentimiento de los padres.

-Decretos que propician el cambio de género en el acta de nacimiento a partir de los 12 años.

Uso legal de la mariguana con fines lúdicos.

-Violencia, inseguridad, narcotráfico, medios de comunicación adversos a la institución familiar, etc.

Otros artículos de la autora: La soberbia de los influencers

Pero es en la familia donde podemos contrarrestar el daño de estas leyes, formando a los hijos para que actúen por encima de lo que está permitido, lo que la ley natural le dicta a sus consciencias. Éstos son algunos consejos para los papás preocupados por sus hijos ante lo que estamos viviendo:

1. Tu misión como padre o madre es la más importante tarea que puedas realizar, en tu hogar eres insustituible, no desistas jamás de tu tarea educadora. Es en el seno de la familia donde los hijos reciben las primeras lecciones de valores y virtudes que les darán las herramientas y les permitirán impactar y transformar su entorno social.

2. Prepárate, estudia para que puedas dialogar con tus hijos abiertamente y de acuerdo a su edad sobre estos temas, sé tú el primero o la primera en abordarlos con la delicadeza, el respeto, el conocimiento personal y el sentido sobrenatural que solo el amor de los padres puede transmitir.

3. Muestra siempre tu postura a favor de la vida, la familia y los derechos fundamentales, participa incluso como un buen ciudadano en las diferentes actividades que se realizan, pero recuerda siempre que lo verdaderamente importante para tus hijos es tu ejemplo y tu coherencia de vida en lo cotidiano.

4. Nunca olvides que la construcción de un futuro mejor inicia en la familia, tu familia, tus hijos serán los “buenos cristianos y honrados ciudadanos” de los que hablaba Don Bosco y la mejor aportación para transformar el mundo. Ora en familia, habla con Dios de tus hijos, no pierdas la fe a pesar de las circunstancias, recuerda que tus hijos son hijos de Dios, y el también eligió tener una familia.

Otros artículos de la autora: La amistad es un don de Dios

5. El panorama es adverso, no cabe duda, pero como cristianos sabemos que el mal nunca vencerá, y a pesar de tantos obstáculos, el Papa Francisco nos recuerda que: “Ustedes, familias, son la esperanza de la Iglesia y del mundo. Con su testimonio del Evangelio pueden ayudar a Dios a realizar su sueño, pueden contribuir a acercar a todos los hijos de Dios, para que crezcan en la unidad y aprendan qué significa para el mundo entero vivir en paz como una gran familia”.

“Yo espero, tengo esperanza, porque Dios camina conmigo. Camina y me lleva de la mano” .

*La autora fue presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia. Actualmente preside la Alianza Iberoamericana de la Familia.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.