Sabías que

¿Dónde pedir ayuda ante una crisis matrimonial?

Antes de llegar a la separación, la Pastoral Familiar recomienda acercarse a movimientos a favor de la familia.
Es posible superar una crisis matrimonial.
Es posible superar una crisis matrimonial.

La escasa comunicación, los problemas económicos y la falta de disposición para entender lo que la esposa o el esposo viven en el día a día, son sólo algunas de las circunstancias que meten a los cónyuges en una crisis matrimonial, una espiral de confrontaciones que con frecuencia podría parecer irreconciliable.

Por tal razón, la Dimensión de Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de México trabaja de la mano con movimientos familiares o grupos enfocados en la restauración de la unión esponsal, mismos que, a partir de talleres como los Retroville o las terapias con el Método Gottman, han podido ayudar a miles de matrimonios a vivir nuevamente en armonía.

Leer: 7 cualidades para un matrimonio duradero y feliz

Para la Dimensión de Pastoral Familiar, lo primero que deben saber los matrimonios en vías de resquebrajamiento es que no están solos en su lucha por mantener a flote su unión, ya que pueden acercarse a pedir ayuda a estos movimientos, donde encontrarán la fuerza espiritual necesaria para seguir adelante, pero sobre todo para recobrar la esperanza que da el mantener a Dios en la ecuación matrimonial.

Ante una crisis matrimonial, puedes pedir ayuda a la Pastoral Familiar

Ante una crisis matrimonial, puedes pedir ayuda a la Pastoral Familiar

Es importante señalar que el modelo de Matrimonio a seguir que busca la Dimensión de Pastoral Familiar arquidiocesana es el de la Santísima Trinidad, pues representa la perfecta armonía de comunicación y amor que debe haber en el hogar, así como el ideal que Jesús fija para las familia del mundo.

Leer: 10 fallas que desmoronan un matrimonio

Lo anterior es posible a través de la realización de dichos talleres o terapias, mediante  los cuales los cónyuges aprenden a conocerse de manera más profunda, a reconocer y expresarse sus sentimientos, a ponerse en los zapatos del otro, a encontrar el equilibrio de pareja y a emprender un proyecto de vida juntos.

Comentarios