Sabías que
rmb

Conoce la historia de la imagen de Nuestra Señora del Refugio

La Virgen del Refugio es patrona de Matamoros, Tampico y Acámbaro.
Cuadro de la Virgen del Refugio en el Museo Nacional del Virreinato. Foto: INAH
Cuadro de la Virgen del Refugio en el Museo Nacional del Virreinato. Foto: INAH

El origen de la imagen de Nuestra Señora del Refugio se encuentra en Italia. En 1690, en un lugar cercano a Montepulciano (Monte de las Pulgas), se refugiaban muchos malhechores. Un campesino llamado Antonio Rossi encontró la imagen en un pajar y, con el deseo de alejar a los malvados, la colocó en el tronco hueco de una encina del bosque. El lugar pronto recuperó la paz. Algunos malhechores se alejaron y otros regresaron al camino correcto. El lugar se convirtió en un punto de refugio y descanso para los caminantes que, con cariño llamaron a la imagen: Nuestra Señora de la Encina o Nuestra Señora del Refugio.

Leer: Festejarán 300 años de la presencia de la Virgen de Juquila

La pintura representa la protección maternal de María. En ella, la Virgen aparece ataviada con vestido color rosa y manto azul. Está sentada y sostiene en sus brazos al niño Jesús. La imagen presenta a la Virgen casi de la media cintura hacia arriba. El niño se sostiene del brazo derecho de su madre y se levanta de pie cubierto solo por un delicado velo que funge como pañal. La Virgen y el Niño están coronados. Ella tiene una aureola formada por doce estrellas.

La imagen tal y como la conocemos es una copia de una pintura que el beato Antonio Baldinucci, misionero jesuita, mandó hacer del original de Italia. Esta copia se venera en Frascati, al sureste de Roma, cuyo santuario es centro de peregrinaciones.

En 1719 llegó a la Nueva España la primera estampa traída por el jesuita Juan José Giuca. Inmediatamente se le comenzó a venerar en parroquias, capillas e, incluso en los nichos de las esquinas de las calles, especialmente en Zacatecas, Guanajuato, la Sierra Gorda de Querétaro, Puebla e, incluso hasta la Alta California y Guatemala. Es patrona de Matamoros, Tampico, Acámbaro y Ciudad Victoria.

Su festividad litúrgica es el 4 de julio, pues en 1719 fue coronada con este nombre por el Papa Clemente XI, en tiempos en los cristianos evangelizados por los jesuitas eran perseguidos en China imperial. 

Leer: Tras los pasos de Juan Diego, la ruta para ir al encuentro con la Virgen

Las advocaciones marianas

La Virgen María ha sido representada al paso de los siglos bajo distintas advocaciones: bajo inspiración bíblica, como Inmaculada; la Encarnación, en el momento de la concepción; como Señora de la Esperanza, de los Dolores, Angustias o la Soledad; y a veces por sus cualidades y virtudes, como intercesora de la humanidad, como Auxiliadora o como Madre de Dios.

Las ordenes monásticas crearon nuevas representaciones marianas que dieron a los artistas mayor libertad en sus trazos, como la Virgen del Carmen vinculada con los Carmelitas; la Virgen del Rosario, propia de la Orden Dominica; la de los Mercedarios, la del Perpetuo Socorro, la del Buen Consejo, etc.

Se calcula que en España hay más de cinco mil advocaciones marianas, muchas de las cuales son celestiales patronas de ciudades, pueblos e instituciones, y muchas de ellas pasaron a América por los indianos y viajeros, y en estas tierras, los íconos marianos también se multiplicaron. Nuestra Señora del Refugio pertenece al grupo de las intercesoras o auxiliadoras.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios