8 secretos de la Sábana Santa sobre la Crucifixión de Jesucristo

Las revelaciones de la Sábana Santa coinciden con las torturas que le fueron infligidas a Jesucristo.
La Sábana Santa nos revela aspectos poco conocidos de la Crucifixión de Jesús.
La Sábana Santa nos revela aspectos poco conocidos de la Crucifixión de Jesús.

Dos mil años después de su muerte y Resurrección , la Sábana Santa sigue siendo un tesoro invaluable para saber más sobre la Crucifixión de Jesucristo.

Leer: La Sábana Santa es la gran reliquia del cristianismo 

¿Sabías que todo lo que los investigadores han descubierto en la Síndone coincide con lo que narran los Evangelios? Este trozo de tela ha sido objeto de diversos estudios a lo largo de la historia y también ha desvelado algunos misterios.


Gracias a la Sábana Santa podemos conocer información invaluable como la altura y peso aproximado de Jesucristo, así como el daño físico que sufrió durante la Pasión y Muerte.

Aquí te presentamos 8 datos que quizá no conocías del también conocido como Sudario de Turín:

1. La Sábana Santa en la historia

En dos mil años de historia, la Sábana Santa ha estado en diversos lugares del mundo, desde su origen en Jerusalén, hasta su resguardo actual en Turín, Italia.

2. El letrero INRI

El letrero con este monograma fue colgado por orden de Poncio Pilato, como explicación de la causa de la condena de su muerte en cruz. Significa “Jesús de Nazaret, rey de los judíos”.

3. Un casco de espinas

Más que una corona de espinas, la Sábana de Turín revela que se trataba de un casco hecho de ramas espinosas que cubría toda la cabeza, dañando gravemente el cuero cabelludo hasta llegar al hueso craneal.

Te puede interesar: Así fue como quedó estampada la imagen de Jesús en la Sábana Santa 

4. La lanza del costado

La lanza que hirió a Jesús cuando estaba en la Cruz le provocó una herida de 4.4 centrímetros de ancho por 1.5 centímetros de altura del costado derecho.

5. Las heridas de los clavos

Sus muñecas fueron taladradas por los clavos a la altura de los carpos; sus pies fueron colocados, el izquierdo sobre el derecho, e introdujeron el clavo por el segundo espacio metatarciano.

6. ¿Cómo era la Cruz?

Contrario a la creencia popular, la Sábana Santa nos revela que Jesús sólo cargó el palo trasversal. Se calcula que pesaba unos 40 kilos de peso. Se cree que el madero vertical pudo haber medido entre 2 y 2.5 metros.

7. La posición del cuerpo

Otro dato que nos revela la Síndone es que, cuando el cuerpo fue descolgado de la cruz ya tenía la rigidez de la muerte: quedó con la cabeza inclinada y las piernas flexionadas. Estaba desnudo.

Te puede interesar: 4 características del cuerpo glorioso de Jesús, según la Sábana Santa

8. Así era Jesucristo

La Sábana Santa cubrió a una persona de, aproximadamente, 33 años, con 1.80 metros de altura, 80 kilogramos de peso y que murió debido a una asfixia por crucifixión.

Comentarios