3 bromas del Papa Francisco sobre el tequila

En varias ocasiones, el Santo Padre ha hablado del tequila, sobre todo cuando se encuentra con un grupo de mexicanos.
El Papa Francisco en su visita a México. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco en su visita a México. Foto: Vatican Media.

En diversas ocasiones durante su pontificado, el Papa Francisco ha manifestado su cariño especial por México y por la Virgen de Guadalupe, pero también ha aprovechado para hacer algunas bromas relacionadas con el tequila, el destilado de agave que ha hecho famoso a nuestro país en todo el mundo.

Leer: ¿Qué tiene el Papa Francisco en la rodilla? 

A continuación, te presentamos tres ocasiones en las que el Santo Padre ha hablado de esta bebida:


1. ¿Con tequila o sin tequila?

En enero de 2016, unos días antes del inicio de su visita a México, el Papa Francisco saludaba a los fieles en la Plaza de san Pedro, cuando un hombre le gritó con emoción:
-Papa, te esperamos en México.
El Santo Padre respondió divertido:
-¿Con tequila o sin tequila?
-¡Con mucho tequila!, fue la respuesta de mexicano.

El video se hizo viral, y no faltó una compañía tequilera que durante la visita del Papa a México le regaló varias botellas, grabadas con su nombre, de una reserva especial.

2. Aprende a tomar tequila

Cuando Mons. Franco Coppola fue destinado a México como Nuncio Apostólico, en febrero de 2016, el Santo Padre lo llamó a su oficina y le anunció una encomienda muy particular.
Entrevistado para Desde la fe antes de ser destinado a Bélgica, Mons. Coppola recordaba divertido este encuentro:

Lo primero que me dijo fue: ‘Franco, a partir de ahora tienes que aprender a tomar tequila’.

Leer: Los 3 grandes encuentros en la vida del Nuncio Franco Coppola

La segunda -explicaba en un tono más serio- es que, como antes estábamos acostumbrados a hablar en italiano entre nosotros, me dijo: ‘a partir de la próxima vez que nos veamos solamente vamos a hablar español”.

3. Un remedio para la rodilla

En las últimas semanas, el Papa Francisco ha tenido que suspender diversas actividades y viajes debido a un intenso dolor en la rodilla.

Durante un recorrido en auto por la Plaza de San Pedro, antes de la Audiencia General del 11 de mayo, se encontró con un grupo de seminaristas de la congregación mexicana de los Legionarios de Cristo, quienes le agradecieron su ejemplo y alegría, a pesar del dolor.

Una vez más, el Santo Padre mostró su característico sentido del humor:

– ¿Saben lo que necesito para la pierna? ¡Un tequila!

 

Te puede interesar: El día que la Virgen de Guadalupe sacó de la depresión al Papa Francisco