29 de julio: la Iglesia celebra a Marta, María y Lázaro de Betania

Este 29 de julio de 2021 será la primera vez que la Iglesia Católica celebre a los Santos Marta, María y Lázaro.
Marta, María y Lázaro fueron muy cercanos a Jesús y son mencionados en los Evangelios. Pintura: Fray Gabriel Chávez de la Mora, foto: María Langarica
Marta, María y Lázaro fueron muy cercanos a Jesús y son mencionados en los Evangelios. Pintura: Fray Gabriel Chávez de la Mora, foto: María Langarica

Este 29 de julio de 2021 será la primera vez que la Iglesia Católica celebre a los Santos Marta, María y Lázaro.

El Evangelio de Lucas (10, 40-41) habla de que Jesús visitó en Betania, un pueblo que está en las afueras de Jerusalén, y se hospedó al menos tres veces en la casa de Lázaro y sus hermanas María y Marta.

Leer: Santa Marta, patrona de las cocineras y amas de casa


En la casa de Betania, el Señor Jesús experimentó el espíritu familiar y la amistad de Marta, María y Lázaro, y por eso el Evangelio de Juan afirma que los amaba. Marta le ofreció generosamente hospitalidad, María escuchó atentamente sus palabras y Lázaro salió rápidamente del sepulcro por mandato de Aquél que ha humillado a la muerte.

Los Santos Marta, María y Lázaro.

Los Santos Marta, María y Lázaro.

El Evangelio de San Lucas (10, 40-41) narra la relación de las dos hermanas: una trabajaba en los quehaceres de la casa, posiblemente preparando la comida, la otra permanecía sentada al lado de Jesús, atendía a sus enseñanzas y le brindaba su compañía. Entonces, Marta le dijo al Maestro: “Señor, ¿no ves que mi hermana deja que todo lo haga yo? Dile que me ayude. –Marta, Marta –le respondió- te agitas y te inquietas por demasiadas cosas, mientras que solo una es necesaria. María escogió la mejor parte y nadie se le quitará”.

En otro pasaje evangélico, Marta le reprochó a Jesús el haber llegado tarde cuando murió Lázaro, a quien resucitó. Le dijo: “Si hubieras estado allí, mi hermano no hubiera muerto”, a lo que Jesús le respondió (Jn 11, 26): “Yo soy la resurrección y yo soy la vida; quien pone en mí su fe no conocerá nunca la muerte.” Ambos evangelios aportan grandes enseñanzas de Jesús para los fieles y con frecuencia son citados en las prédicas.

¿Qué pasó con Marta, María y Lázaro de Betania?

Se piensa que después de la muerte de Jesús, Santa Marta fue a Francia donde nació se veneración en tiempos de las cruzadas; en aquellos años se divulgó la creencia de que toda la familia de Betania se fue a vivir a Provenza, en este país, y la razón de esta migración fue la persecución religiosa que tuvo lugar después del martirio de San Esteban, quien murió lapidado. La tradición señala que Santa María se fue a Sainte Beaurme y Lázaro a Marsella; María a la Tarascon.

Presuntamente sus reliquias fueron halladas en 1187 y se construyó una iglesia para venerarlas en 1197.

Con información de Vatican News

Comentarios