La voz del Papa

Papa Francisco: ¡Tengan valor! El Señor espera mucho de ustedes

El Papa Francisco anima a todos los fieles a hacer misión este Mes Misionero Extraordinario.
El Papa Francisco preside las Vísperas en la Inauguración del Mes Misionero Extraodinario. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco preside las Vísperas en la Inauguración del Mes Misionero Extraodinario. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco presidió la oración litúrgica de las Vísperas con ocasión del inicio del Mes Misionero Extraordinario bajo el tema: “Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo”.

En su homilía, el Santo Padre anima a todos los fieles a hacer misión: “El Señor te pide que te entregues allí donde estás, así como estás, con quien está a tu lado; que no vivas pasivamente la vida, sino que la entregues; que no te compadezcas a ti mismo, sino que te dejes interpelar por las lágrimas del que sufre”.

Leer: Papa Francisco: el misionero vive la valentía del Evangelio

“Este Mes Misionero Extraordinario quiere ser una sacudida para provocarnos a ser activos en el bien. No escribanos de la fe y guardianes de la gracia, sino misioneros”, aseguró el Papa.

De acuerdo con el Papa Francisco, el modo adecuado de “convertirnos en misioneros” es el de vivir como testigos, es decir, “testimoniando con la vida que conocemos a Jesús”. En contraparte, renegar nuestra vocación es vivir de omisiones y la omisión es contraria a la misión.

Para el Obispo de Roma, pecamos de omisión cuando no estamos alegres, cuando caemos en la resignación, cuando nos quejamos de que todo está mal y cuando vivimos paralizados por el miedo: “Cuando vivimos la vida como un peso y no como un don; cuando en el centro estamos nosotros con nuestros problemas, y no nuestros hermanos y hermanas que esperan ser amados”.

Dios ama una Iglesia en salida

El Papa Francisco aseguró que Dios “ama una Iglesia en salida” y precisó que la Iglesia en salida “sabe” que su fuerza es “la fuerza misma de Jesús”. La fuerza de la Iglesia no es “la relevancia social o institucional, – dijo – sino el amor humilde y gratuito”.

“Una Iglesia que está en salida, misionera, es una Iglesia que no pierde el tiempo llorando por las cosas que no están bien, por los fieles que ya no tiene, por los valores de un tiempo que ya no está”, dijo.

Con información de Zenit y Vatican News