La voz del Papa

Papa Francisco: el misionero vive la valentía del Evangelio

El Papa dijo a misioneros que sus obras son impulsadas por la confianza que tienen en Jesús.
Papa Francisco da mensaje a misioneros. Foto Vatican News
Papa Francisco da mensaje a misioneros. Foto Vatican News

“El misionero vive la valentía del Evangelio sin demasiados cálculos, a veces incluso andando más allá del sentido común, porque está impulsado por la confianza depositada exclusivamente en Jesús”, dijo el Papa Francisco en la víspera de la apertura del Mes Misionero Extraordinario, a los Institutos Misioneros de origen italiano.

Asimismo, los invitó a mantener viva en la comunidad, “la conciencia de ser constitucionalmente ‘en salida’, enviados a llevar a todos los pueblos la bendición de Dios que es Jesucristo”.

En audiencia con 70 misioneros Combonianos, Cabrinianos y Scalabrinianos presentes en la Sala Clementina, el Pontífice les pidió que ayuden a “recordar que la misión no es obra de individuos, de “campeones solitarios”, sino que es “comunitaria, fraterna, compartida”.

También, el Papa expresó su reconocimiento a los Fundadores de las Familias religiosas recordando la época histórica compleja en la que demostraron “valentía y confianza” en el Señor y dieron nuevo impulso hacia “el otro y el lejano”.

El Pontífice agradece el “claro testimonio de esta vocación” misionera, que define “inseparablemente eclesial y carismática: Eclesial en el fondo, enraizada en el Bautismo y al mismo tiempo ligada al carisma al que el Señor los ha atraído y en el cual vuestra vida ha tomado forma”.

Lee: La Megamisión CDMX inicia con Misa del Arzobispo Carlos Aguiar

Misioneros del mundo

“Me ha impresionado sentirles reiterar sin dudar, afirma el Papa, ‘somos misioneras y misioneros ad gentes (para las naciones), ad extra (para el exterior), ad vitam (para siempre). Y con la consagración a la misión ad gentes aportan su contribución específica al compromiso de evangelización de toda la Iglesia”.

La misión, subrayó el Papa, no es en un sentido único, es decir, de Europa al resto del mundo. Por el contrario, dijo, la mayoría de las vocaciones sacerdotales y religiosas surgen hoy en territorios que antes sólo recibían misioneros.