Papa Francisco: No temas compartir lo que tienes, Dios lo multiplicará

Al referirse a la multiplicación de los panes, el Papa Francisco dijo que el verdadero milagro es compartir.
El Papa Francisco saluda a los fieles en la plaza de San Pedro durante el Ángelus. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco saluda a los fieles en la plaza de San Pedro durante el Ángelus. Foto: Vatican Media.

Al dirigir este domingo el rezo del Ángelus, el Papa Francisco habló sobre el célebre episodio de la multiplicación de los panes y los peces, con los que Jesús sacia el hambre de cerca de cinco mil personas que se habían congregado para escucharlo (cf. Jn 6,1-15), lo que leemos en el Evangelio de hoy, sobre ello aseguró que el verdadero milagro está en compartir.

“Es interesante ver cómo ocurre este prodigio: Jesús no crea los panes y los peces de la nada, no, sino que obra a partir de lo que le traen los discípulos”.


Puedes leer: ¿Cómo se relacionó Jesús con el dinero y las riquezas?

Uno de ellos, afirmó: “Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es esto para tantos?”.

Este hecho nos dice que “el Señor puede hacer mucho con lo poco que ponemos a su disposición. Sería bueno preguntarnos todos los días: ‘¿Qué le llevo hoy a Jesús?’. Él puede hacer mucho con una oración nuestra, con un gesto nuestro de caridad hacia los demás, incluso con nuestra miseria entregada a su misericordia. Nuestras pequeñeces a Jesús, y Él hace milagros. A Dios le encanta actuar así: hace grandes cosas a partir de las pequeñas, de las gratuitas”.

Se trata de dar

El Santo Padre aseguró que la lógica de Dios es distinta a la nuestra.

“Nosotros tratamos de acumular y aumentar lo que tenemos; Jesús, en cambio, pide dar, disminuir. Nos encanta añadir, nos gustan las adiciones; a Jesús le gustan las sustracciones, quitar algo para dárselo a los demás. Queremos multiplicar para nosotros; Jesús aprecia cuando dividimos con los demás, cuando compartimos”.

“El verdadero milagro, dice Jesús, no es la multiplicación que produce orgullo y poder, sino la división, el compartir, que aumenta el amor y permite que Dios haga prodigios. Probemos a compartir más, probemos a seguir este camino que nos enseña Jesús”.

Como ejemplo, el Santo Padre puso la tragedia del hambre, alrededor de siete mil niños menores de cinco años mueren a diario en el mundo por motivos de desnutrición, porque carecen de lo necesario para vivir.

Ante ello, Jesús no dirige una invitación, aseguró que el Papa:

 “Ánimo, da lo poco que tienes, tus talentos y tus bienes, ponlos a disposición de Jesús y de los hermanos. No temas, nada se perderá, porque, si compartes, Dios multiplica. Echa fuera la falsa modestia de sentirte inadecuado, ten confianza. Cree en el amor, cree en el poder del servicio, cree en el poder de la gratuidad”.

El Papa bendice los Juegos Olímpicos

En su mensaje posterior al Ángelus, el Santo Padre se refirió a los Juegos Olimpicos que se realizan en Tokio, Japón, del 23 de julio al 8 de agosto.

“Que en esta época de pandemia, los Juegos sean un signo de esperanza, un signo de hermandad universal. ¡Dios bendiga a los organizadores, a los atletas y a todos los que colaboran en esta gran fiesta del deporte!”, dijo.

Puedes leer: Olimpiada espiritual: 10 formas de participar y ganar el Cielo

Este domingo es la Jornada Mundial de los Abuelos y los Mayores

El Santo Padre también recordó que este domingo se celebra la Jornada Mundial de los Abuelos y los Mayores.

“Invito a celebrar esta Jornada en todas las comunidades y a visitar a los abuelos y a los ancianos, a los que están más solos, para entregarles mi mensaje, inspirado en la promesa de Jesús: ‘Yo estoy contigo todos los días'”.

“Le pido al Señor que esta fiesta nos ayude a los más entrados en años a responder a su llamado en esta etapa de la vida, y muestre a la sociedad el valor de la presencia de los abuelos y los ancianos, especialmente en esta cultura del descarte. Los abuelos necesitan a los jóvenes y los jóvenes necesitan a los abuelos: ¡tienen que hablar, tienen que encontrarse!”.

Puedes leer: Homilía del Papa Francisco. “Los abuelos y mayores son alimento, no sobras de la vida”

 

Comentarios