Papa Francisco: “Con Dios nada está perdido”

En su homilía en la Vigilia Pascual, el Papa Francisco envió un mensaje de paz y abogó por acallar los gritos de la muerte y por el fin de la guerra.
Vigilia Pascual Semana Santa 2020. Foto: Vatican Media
Vigilia Pascual Semana Santa 2020. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco celebró la Vigilia Pascual en la Basílica de San Pedro de El Vaticano, nuevamente vacía por la cuarentena decretada en Italia. En su homilía, llamó a los católicos del mundo a tener fe y confianza en Dios.

Leer: Crucifijo y Evangelio, las claves del Papa Francisco para Semana Santa

“No cedamos a la resignación, no depositemos la esperanza bajo una piedra. Podemos y debemos esperar, porque Dios es fiel, no nos ha dejado solos”. Con estas palabras, el Papa Francisco


Papa Francisco al inicio de la Vigilia Pascual. Foto: Vatican Media.

Papa Francisco al inicio de la Vigilia Pascual. Foto: Vatican Media.

“La oscuridad y la muerte no tienen la última palabra. Ánimo, con Dios nada está perdido”, dijo en la Misa de la Vigilia Pascual.

Como ha sucedido en las celebraciones de Semana Santa, el Santo Padre se hizo acompañar por el Cristo Milagroso de la Iglesia de San Marcelo, de Roma, y por la imagen de la Virgen María de la Salud.

En la Vigilia estuvieron presentes sólo unos pocos fieles y concelebrantes, que renovaron sus promesas bautismales. Pero miles más siguieron la transmisión desde sus hogares alrededor del mundo.

Francisco en la Vigilia Pascual. Foto: Vatican Media.

Francisco en la Vigilia Pascual. Foto: Vatican Media.

En su homilía, el Papa envió un mensaje de paz y abogó por acallar los gritos de la muerte y por el fin de la guerra.

“Que se acabe la producción y el comercio de armas, porque necesitamos pan y no fusiles. Que cesen los abortos, que matan la vida inocente. Que se abra el corazón del que tiene, para llenar las manos vacías del que carece de lo necesario”.

“Nosotros, peregrinos en busca de esperanza, hoy nos aferramos a Ti, Jesús Resucitado. Le damos la espalda a la muerte y te abrimos el corazón a Ti, que eres la Vida”, finalizó el Santo Padre.

Con información de Vatican News

Comentarios