Papa: El diablo destruye al hombre porque Dios nos creó a su imagen

El Papa Francisco reflexionó sobre el papel del diablo para semblar el mal en el mundo.
El Papa Francisco en la Capilla de Santa Marta. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco en la Capilla de Santa Marta. Foto: Vatican Media

El diablo existe y por su envidia por el Hijo de Dios que se hizo hombre, siembra odio en el mundo, que provoca la muerte, aseguró el Papa Francisco.

En su homilía en la Capilla de Santa Marta, el Papa Francisco analizó la Primera Lectura del Libro de la Sabiduría subrayando que por la envidia de Jesús, que se hizo hombre, el gran mentiroso nos tienta para destruir a la humanidad.

Leer: Papa Francisco: todos los días luchamos contra el mal


El Santo Padre analizó el primer versículo, en el que el profeta recuerda que Dios nos creó a su imagen, de manera que somos hijos de Dios, y añadió que “por la envidia del diablo, la muerte entró en el mundo”.

Prosiguiendo en su explicación el Santo Padre afirmó que la envidia de aquel ángel soberbio que no quiso aceptar la Encarnación lo llevó a destruir a la humanidad. Y así, los celos, la envidia, la competición entran en nuestra corazón. De acuerdo con el Papa Francisco, basta con ver un programa de noticias: “guerras, destrucciones, personas que mueren por las guerras, incluso por las enfermedades”.

“Detrás de esto hay alguien que nos mueve a hacer estas cosas. Eso es lo que llamamos la tentación. Cuando vamos a confesarnos, le decimos al padre: “Padre, he tenido esta tentación, esta otra, aquella otra…”. Alguien que te toca el corazón para hacerte ir por el camino equivocado. Alguien que siembra destrucción en nuestro corazón, que siembra el odio. Y hoy tenemos que decirlo claramente, hay tantos sembradores de odio en el mundo, que destruyen”, advirtió.

El diablo envidia nuestra naturaleza humana

El Papa Francisco advirtió que el diablo envidia nuestra humana. “¿Y ustedes saben por qué? Porque el Hijo de Dios se hizo uno de nosotros. Esto no puede tolerarlo, no logra tolerarlo”, dijo.

“Me gustaría que cada uno de nosotros pensara esto hoy: ¿por qué hoy en el mundo se siembra tanto odio? En las familias, que a veces no pueden reconciliarse, en el barrio, en el lugar de trabajo, en la política… El sembrador del odio es esto. Por la envidia del diablo la muerte ha entrado en el mundo. Algunos dicen: pero padre, el diablo no existe, es el mal, un mal tan etéreo… Pero la Palabra de Dios es clara. Y el diablo se la ha tomado con Jesús, lean el Evangelio: ¿tenemos fe o no la tenemos?“, finalizó.

Con información de Vatican News