La voz del Papa

Obispos Auxiliares de México se reúnen con el Papa Francisco

El Papa Francisco se reunió con los obispos ordenados este año y les dio unas directrices para el buen ministerio episcopal.
Monseñor Salvador González y Monseñor Carlos Samaniego, obispos auxiliares de la Arquidiócesis de México. Foto: Instagram @obisposalvador
Monseñor Salvador González y Monseñor Carlos Samaniego, obispos auxiliares de la Arquidiócesis de México. Foto: Instagram @obisposalvador

El Papa Francisco se reunió con los obispos ordenados este año, incluyendo a monseñor Salvador González y monseñor Carlos Samaniego, obispos auxiliares de la Arquidiócesis Primada de México.

Con esta reunión se dio fin al curso para los nuevos miembros del Colegio Episcopal, organizado por las Congregaciones para los Obispos y las Iglesias Orientales, que se llevó a cabo del 4 al 11 de septiembre en el Vaticano.

Leer: 3 claves del Papa Francisco para guiar como auténticos Pastores

En la reunión, el Papa Francisco les dio unas directrices para el buen ministerio episcopal y les recordó que la cercanía a Dios es la fuente del ministerio del obispo.

“Nuestro mundo busca, incluso sin saberlo, esta cercanía divina. Sin esta proximidad del amor, el fundamento de la realidad flaquea; la Iglesia misma se pierde cuando pierde la ternura vivificante del Buen Pastor. No conocemos otra fuerza que ésta: la fuerza del Buen Pastor, la fuerza para dar vida, para acercar el Amor al amor. Esta es nuestra misión: ser para la Iglesia y para el mundo los “sacramentos” de la proximidad de Dios”, les recordó.

El Papa advirtió a los obispos que es imposible comunicar la cercanía de Dios sin experimentarla, por lo que deben estar abiertos a Él y dejarse contagiar por la ternura. “Debemos estar delante de Jesús, traerle personas, situaciones, como canales que siempre están abiertos entre Él y nuestra gente”.

El Papa recordó que se necesitan obispos capaces de sentir el latido de sus comunidades y sus sacerdotes, especialmente, pastores que no estén satisfechos.

“No se rodeen de hombres que dicen sí a lo que les propongan, o de recaderos, no anhelen ser confirmados por aquellos a quienes ustedes tienen que confirmar. Hay muchas formas de cercanía a sus iglesias. Visiten a la gente, siguiendo el ejemplo de la Virgen, que no perdió el tiempo y se levantó para ir rápidamente a ver a su prima”, les dijo.

Con información de Vatican News