La voz del Papa

Movimiento y asombro, dos actitudes de un buen cristiano: Papa Francisco

En su Ángelus, el Santo Padre reflexionó sobre la fiesta de la Presentación del Señor.
Papa Francisco en el Ángelus
Papa Francisco en el Ángelus

“El mundo tiene necesidad de cristianos que se dejen mover, que no se cansen de andar por las calles de la vida para llevar a todos la palabra consoladora de Jesús” y por ello un buen cristiano requiere dos actitudes: movimiento y asombro, dijo el Papa Francisco este domingo en su mensaje previo al rezo mariano del Ángelus.

Hoy que celebramos la fiesta de la Presentación del Señor y la XXIV Jornada Mundial de la Vida Consagrada, el Santo Padre destacó ante miles de peregrinos en la plaza de San Pedro que la vida cristiana requiere una doble actitud: de movimiento y de asombro, como ocurrió con María, José, Simeón y Ana.

“Vemos a María y José que se ponen en camino hacia Jerusalén; por su parte, Simeón, movido por el Espíritu, va al templo, mientras que Ana sirve a Dios día y noche sin descanso”.

“De esta manera los cuatro protagonistas del pasaje evangélico nos muestran que la vida cristiana requiere dinamismo y disponibilidad de caminar, dejándose guiar por el Espíritu Santo”, dijo el Papa Francisco.

El inmovilismo no se corresponde con el testimonio de un buen cristiano y la misión de la Iglesia, consideró.

Por otra parte, el Evangelio de Lucas muestra que el asombro es la segunda actitud que requiere la vida cristiana. María y José se asombraron de las cosas que se decían de Jesús. Simeón se asombró al ver al niño y Ana comenzó a alabar a Dios.

Lee: Comentario al Evangelio. Las tres generaciones en el templo. 

“Estas figuras de creyentes están envueltas en el asombro, porque se dejaron capturar e involucrar por los eventos que estaban sucediendo ante sus ojos”.

Por ello, el Papa hizo una invitación a mantener esas actitudes. “¡Hermanos y hermanas, siempre en movimiento y dejando apertura a la maravilla!”, dijo.

Lee: Papa Francisco, la vida consagrada es un don de Dios

Defiende la vida

Después de rezar el Ángelus, el Papa Francisco recordó que este domingo en Italia se celebra la Jornada por la Vida.

“Me asocio al Mensaje de los Obispos y espero que esta Jornada sea una oportunidad para renovar el compromiso de custodiar y proteger la vida humana desde el principio hasta su fin natural. También es necesario contrastar toda forma de violación de la dignidad, incluso cuando están en juego la tecnología o la economía, abriendo las puertas a nuevas formas de fraternidad solidaria”, dijo.

En el Día de la Vida Consagrada, el Pontífice invitó a todos los fieles a rezar por todas las personas consagradas del mundo. “Trabajan mucho y a veces en silencio”, destacó.

Información de Vatican News.

 

Comentarios