Miércoles de Ceniza: Ora con el Papa Francisco por la paz en Ucrania

El Papa Francisco convoca a una jornada de ayuno y oración el 2 de marzo.
El Papa convoca a una jornada de oración y ayuno por la paz en Ucrania el Miércoles de Ceniza. Foto: Especial.
El Papa convoca a una jornada de oración y ayuno por la paz en Ucrania el Miércoles de Ceniza. Foto: Especial.

El presidente ruso Vladimir Putin anunció este 23 de febrero una “operación militar especial” en la región del Donbás, en el este de Ucrania.

Horas antes de que esto ocurriera, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, había advertido que la ofensiva rusa contra su país le parecía inminente.

La situación en Ucrania ha llegado a tal punto de alarma que ha obligado a las autoridades a aprobar un anteproyecto de ley para permitir a los ciudadanos el uso de armas de fuego en “defensa propia”.


Puedes leer: Así será el Miércoles de Ceniza presidido por el Papa Francisco

Ante tal clima, este 23 de febrero el Papa Francisco hizo un llamado a creyentes y no creyentes a unirse en una jornada de oración conjunta por la paz en Ucrania en el primer día de Cuaresma.

“Tengo un gran dolor en mi corazón por el empeoramiento de la situación en Ucrania -señaló el Papa Francisco-. A pesar de los esfuerzos diplomáticos de las últimas semanas, se están abriendo escenarios cada vez más alarmantes”.

En este sentido, hizo un llamado a los responsables políticos para que hagan un serio examen de conciencia ante Dios, “que es Dios de la paz y no de la guerra; que es el Padre de todos, no sólo de algunos; que quiere que seamos hermanos y no enemigos”.

El Santo Padre pidió a las partes implicadas abstenerse de cualquier acción que pueda causar aún más sufrimiento a las poblaciones, desestabilizando la convivencia entre las naciones y desprestigiando el derecho internacional.

“Jesús nos enseñó que a la insensatez diabólica de la violencia se responde con las armas de Dios, con la oración y el ayuno. Invito a todos a que el próximo 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, hagan una Jornada de ayuno por la paz. Animo de manera especial a los creyentes para que ese día se dediquen intensamente a la oración y al ayuno. Que la Reina de la Paz preserve al mundo de la locura de la guerra”.

Con información de Vatican News