La Santa Sede podría mediar entre Rusia y Ucrania

El Cardenal Pietro Parolin señaló este 28 de febrero que el Vaticano está dispuesto a fungir como mediador entre Rusia y Ucrania por un acuerdo de paz.
Cardenal Pietro Parolin con el Papa Francisco.
Cardenal Pietro Parolin con el Papa Francisco.

El Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, señaló que la Santa Sede está dispuesta a mediar entre Rusia y Ucrania frente a al conflicto que actualmente se desarrolla entre ambos países.

Puedes leer: El Papa Francisco llama al presidente de Ucrania

Lo anterior lo aseguró este 28 de febrero en entrevista para cuatro periódicos italianos: Il Corriere della Sera, La Repubblica, La Stampa y Il Messaggero.


“La Santa Sede -externó el Cardenal Pietro Parolin-, que en los últimos años ha seguido de manera constante, discreta y con gran atención los acontecimientos en Ucrania, ofreciendo su disposición a facilitar el diálogo con Rusia, está siempre dispuesta a ayudar a las partes a retomar este camino”.

En cuanto a la posibilidad de que el conflicto se extienda a otros países, el Cardenal Pietro Parolín señaló: “Ni siquiera me atrevo a pensarlo. Sería una catástrofe de proporciones gigantescas. Aunque desgraciadamente, no es una eventualidad que deba excluirse por completo”.

Para el Secretario de Estado de la Santa Sede, “todavía hay tiempo para la buena voluntad; aún hay espacio para la negociación; aún hay espacio para el ejercicio de una sabiduría que impida que prevalezcan los intereses partidistas, tutele las legítimas aspiraciones de todos y libre al mundo de la locura y loa horrores de la guerra.

El Cardenal Pietro Parolin señaló que es vital para el mundo evitar que crezca la tensión, detener la guerra y dialogar. Por tal razón, el Papa Francisco -señaló el Secretario de Estado del Vaticano- visitó al embajador Ruso al día siguiente de la invasión, y le hizo una apremiante invitación a frenar los combates y volver a las negociaciones.

Desde que estalló el conflicto, el Papa Francisco ha realizado dos movimientos diplomáticos: el primero, totalmente fuera de protocolo, visitar personalmente al embajador ruso ante la Santa Sede. El segundo, hablar por teléfono con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, quien agradeció al Santo Padre sus oraciones.

Con información de Vatican News y Rome Reports