La desigualdad es perversa para la humanidad: Papa Francisco

Francisco pidió a la comunidad internacional luchar contra el hambre.
Este 14 de febrero, el Papa Francisco acudió a la sede del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola de la ONU. Foto: IFAD
Este 14 de febrero, el Papa Francisco acudió a la sede del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola de la ONU. Foto: IFAD

El Papa Francisco lamentó la corriente de “desigualdad perversa” en el mundo, en la que “pocos tienen demasiado y demasiados tiene poco”, lo que resulta desastroso para el futuro de la humanidad.

“Muchos no tienen comida y se van a la deriva, mientras que unos pocos se ahogan en lo superfluo”, dijo el Papa, durante una reunión con trabajadores del Consejo del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) de la ONU, en el marco de su sesión de gobernadores que se celebra en Roma.

Animó a los colaboradores de la FIDA a continuar con su labor silenciosa contra el hambre y la miseria en el mundo.


Durante la inauguración de esta sesión, el Papa Francisco llamó a todos los países y organismos internacionales, del sector público y privado, a implementar las medidas necesarias para cumplir los compromisos de la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“Las responsabilidades no se evaden, pasándolas de unos a otros, sino que se van asumiendo para ofrecer soluciones concretas y reales. Son éstas las soluciones concretas y reales las que debemos pasar de unos a otros”.

“Resulta imprescindible para poder cumplir los dos primeros objetivos de la Agenda, los referidos a la erradicación de la pobreza, la lucha contra el hambre y la promoción de la soberanía alimentaria. Y nada de ello será posible sin lograr el desarrollo rural, un desarrollo del que viene hablándose desde hace tiempo, pero que no termina de concretarse.

También hizo un llamado especial a todas las naciones a promover el desarrollo rural en todo el mundo, y “a desarrollar los cauces necesarios para que puedan implementarse las medidas adecuadas en las regiones rurales de la tierra, para que puedan ser artífices responsables de su producción y progreso”.

Leer: Papa Francisco: “La vida solo tiene valor al donarla en el amor”