Francisco: Cuidado con los cristianos que se creen dueños de la verdad

El Papa Francisco comenzó un nuevo ciclo de catequesis dedicado a las enseñanzas del apóstol San Pablo en su Carta a los Gálatas.
El Papa Francisco en Audiencia General. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco en Audiencia General. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco alertó sobre la tentación en la que algunos cristianos caen, de presentar al cristianismo como si fueran los dueños de la verdad, y tienden a encerrarse en algunas formas y tradiciones del pasado, como posible solución para las crisis de hoy.

No se presentan en primer lugar para anunciar el Evangelio de Dios que ama al hombre en Jesús Crucificado y Resucitado, sino para reiterar con insistencia, como auténticos “custodios de la verdad” —así se llaman ellos— cuál es la mejor manera de ser cristianos”.

Leer: Dos ejemplos de ‘fake news’ difundidas contra Jesús


“Y con fuerza afirman que el cristiano verdadero es al que ellos están vinculados, a menudo identificado con ciertas formas del pasado, y que la solución a las crisis actuales es volver atrás para no perder la genuinidad de la fe”.

Al iniciar un nuevo ciclo de Catequesis sobre la Carta a los Gálatas, el Papa Francisco explicó que el rasgo característico de los supuestos ‘custodios de la verdad’ es la rigidez.

“Ante la predicación del Evangelio que nos hace libres, nos hace alegres, estos son los rígidos. Siempre con la rigidez: se debe hacer esto, se debe hacer esto otro… La rigidez es propia de esta gente”.

Aseguró que la respuesta a esta tentación es tomar el ejemplo del apóstol San Pablo y seguir el camino liberador y siempre nuevo de Jesús crucificado y resucitado.

Leer: Papa Francisco: Solos no podemos mantenernos a flote

“Es el camino del anuncio, que se realiza a través de la humildad y la fraternidad; los nuevos predicadores no conocen qué es la humildad, qué es la fraternidad; es el camino de la confianza mansa y obediente, los nuevos predicadores no conocen la mansedumbre ni la obediencia”.

“Y este camino manso y obediente va adelante en la certeza de que el Espíritu Santo obra en todos los tiempos de la Iglesia. En definitiva, la fe en el Espíritu Santo presente en la Iglesia, nos lleva adelante y nos salvará”.

“La enseñanza que nos da el Apóstol en la Carta a los Gálatas es que sigamos; que continuemos la vía del anuncio, que se realiza por medio de la humildad y la fraternidad; y que lo hagamos confiados, con la certeza de que el Espíritu Santo siempre actúa y guía a la Iglesia.

Comentarios