El viaje del Papa Francisco a Baréin resumido en 10 frases

Este sábado concluyó el viaje del Papa Francisco al Reino de Baréin; te compartimos 10 frases tomadas de sus discursos.
El Papa Francisco en Baréin, del 3 al 6 de noviembre de 2022 / Foto: Vatican Media
El Papa Francisco en Baréin, del 3 al 6 de noviembre de 2022 / Foto: Vatican Media

El Papa Francisco viajó del 3 al 6 de noviembre al Reino de Baréin, es un micro-Estado soberano insular asiático situado en la costa oeste del golfo Pérsico. La presencia del Santo Padre en ese país fue con motivo del “Foro de Baréin para el Diálogo: Oriente y Occidente por la Convivencia Humana”. Te compartimos 10 frases del Pontífice que resumen su viaje.

Te puede interesar: Papa Francisco: la guerra es la madre de todas las pobrezas

  1. “En Baréin se ve una sociedad heterogénea, multiétnica, multirreligiosa, que es capaz de superar el peligro del aislamiento. Este punto es muy importante en nuestro tiempo, donde el repliegue exclusivo sobre sí mismo y sobre los propios intereses impide captar la importancia irrenunciable del conjunto.” Ceremonia de bienvenida, 3 de noviembre.
  2. “Estos días marcan una etapa preciosa en el proceso de amistad que se ha intensificado en los últimos años con diversos jefes religiosos islámicos. Un camino fraterno que, bajo la mirada del cielo, quiere favorecer la paz en la tierra.” Ceremonia de bienvenida, 3 de noviembre.
  3. “En el jardín de la humanidad, en lugar de cuidar el conjunto, se juega con el fuego, con misiles y bombas, con armas que causan llanto y muerte, cubriendo la casa común de cenizas y odio”. Clausura del Foro de Baréin para el Diálogo: Oriente y Occidente por la Convivencia Humana, 4 de noviembre.
  4. “Mientras la mayoría de la población mundial se encuentra unida por las mismas dificultades, asolada por graves crisis alimentarias, ecológicas y pandémicas, así como por una injusticia planetaria cada vez más escandalosa, unos pocos poderosos se concentran en una lucha decidida por intereses partidistas, exhumando lenguajes obsoletos, redibujando zonas de influencia y bloques contrapuestos”. Clausura del Foro de Baréin para el Diálogo: Oriente y Occidente por la Convivencia Humana, 4 de noviembre.
  5. “Queridos amigos, hermanos en Abraham, creyentes en el único Dios, los males sociales e internacionales, los económicos y los personales, así como la dramática crisis ambiental que caracteriza los tiempos actuales y sobre la que hoy se ha reflexionado, provienen a fin de cuentas del alejamiento de Dios y del prójimo. Ante miembros del Consejo Musulmán de Ancianos, en la Mezquita del Palacio Real en Baréin, 4 de noviembre.
  6. “Dejémonos guiar por el dicho del Imán Alí: ‘Las personas son de dos tipos: tus hermanos en la fe o tus semejantes en la humanidad’, y sintámonos llamados a hacernos cargo de todos aquellos que el designio divino ha puesto a nuestro lado en este mundo”. Ante miembros del Consejo Musulmán de Ancianos, en la Mezquita del Palacio Real en Baréin, 4 de noviembre.
  7. “Sabe que en nuestras relaciones tiene lugar una lucha cotidiana entre el amor y el odio; y que también dentro de nosotros, cada día, se verifica un combate entre la luz y las tinieblas, entre muchos propósitos y deseos de bien y esa fragilidad pecaminosa que frecuentemente nos domina y nos arrastra hacia las obras del mal.” Santa Misa en el “Bahrain National Stadium”, 5 de noviembre.
  8. “Habrá fricciones, momentos de tensión, conflictos, visiones distintas, pero quien sigue al Príncipe de la paz debe buscar siempre la paz. Y no se puede restablecer la paz si a una palabra ofensiva se responde con otra palabra todavía peor, si a una bofetada le sigue otra”. Santa Misa en el “Bahrain National Stadium”, 5 de noviembre.
  9. “Queridos jóvenes, los necesitamos, necesitamos su creatividad, sus sueños y su valentía, su simpatía y sus sonrisas, su alegría contagiosa y también esa pizca de locura que ustedes saben llevar a cada situación, y que ayuda a salir del sopor de la rutina y de los esquemas repetitivos en los que a veces encasillamos la vida”. Encuentro con jóvenes, 5 de noviembre.
  10. “Emerge a la superficie nuestra humanidad, demacrada por muchas fragilidades, miedos, desafíos que debe afrontar, males personales y sociales de distinto tipo; pero en el fondo del alma, en lo íntimo del corazón, corre serena y silenciosa el agua dulce del Espíritu, que riega nuestros desiertos, vuelve a dar vigor a lo que amenaza con secarse, lava lo que nos degrada, sacia nuestra sed de felicidad. Y siempre renueva la vida.” Ceremonia de despedida, 6 de noviembre.

Con información de Vatican News. 

Compartir