El Papa sobre los rumores de su renuncia: “Nunca pasó por mi cabeza”

En entrevista con la cadena COPE de España, el Santo Padre aseguró que nunca, durante su convalecencia, tuvo siquiera el pensamiento de poner fin a su pontificado.
El Papa Francisco en entrevista. Foto: Twitter @COPE
El Papa Francisco en entrevista. Foto: Twitter @COPE

El Papa Francisco aseguró que fueron falsos los rumores que apuntaban a una posible renuncia tras la operación del intestino a la que se sometió en julio pasado, durante el período de vacaciones en Italia, y por la que estuvo internado durante una semana en el Policlínico Universitario Agostino Gemelli, de Roma.

Leer: El Papa agradece al hospital Gemelli: “¡Me han hecho sentir en casa!”

Me dijeron que la semana pasada estuvo de moda eso, no tenía idea”, comentó el Papa, refiriéndose a las habladurías sobre su posible renuncia, durante una entrevista exclusiva con la cadena española COPPE.


“Televisión no veo. Y recibo, sí, el informe más o menos de las noticias del día, pero de eso me enteré mucho después, algunos días después, que había una cosa de que yo renunciaba. Siempre que un Papa está enfermo corre brisa o huracán de cónclave”.

El Papa Francisco insistió en que nunca, durante su convalecencia, tuvo la intención o siquiera el pensamiento de una renuncia a su pontificado.

“¡Yo no sé de dónde han sacado la semana pasada que yo iba a presentar mi renuncia! ¿Qué palabra habrán tomado en mi patria? De ahí salió la noticia. Y dicen que fue un revuelo, cuando a mí ni se me pasó por la cabeza”, insistió.

“Ahora como de todo”

El Papa Francisco aseguró que, tras la operación, está mucho mejor de salud e, incluso, sus médicos le permiten comer lo que quiera.

El Papa Francisco en entrevista. Foto: Twitter @COPE

El Papa Francisco en entrevista. Foto: Twitter @COPE

“Puedo comer de todo. Todavía tengo las medicinas posoperatorias, porque el cerebro tiene que registrar que tiene 33 centímetros menos de intestino. Y todo me lo maneja el cerebro, el cerebro maneja todo nuestro cuerpo, y le lleva tiempo registrarlo. Pero vida normal, llevo una vida totalmente normal”.

Leer: El Papa Francisco visita a sus ‘pequeños vecinos’ del hospital Gemelli

Ahora, aseguró, ha retomado el ritmo de trabajo que llevaba antes de la operación y se siente muy bien de salud; asimismo, reveló que fue un enfermero del Vaticano quien le alertó que su enfermedad requería una inmediata operación.

“¡Me salvó la vida! Me dijo: “Usted tiene que operarse”. Había otras opiniones: “No, que con antibiótico…” y él me explicó muy bien. Es enfermero de acá, del servicio sanitario nuestro, del hospital del Vaticano. Hace treinta años que está aquí, un hombre de mucha experiencia”.

Aseguró que esta es la segunda ocasión en su vida en que un enfermero le salva la vida.

“La primera vez fue en el año 57, cuando pensaban que era una gripe, una epidemia de esas de gripe en el seminario, y me curaba el enfermero del seminario con aspirina. Y para los otros iba bien, pero conmigo no andaba y me llevaron al hospital, y me sacaron agua del pulmón”.

“El médico dijo, no me acuerdo cuánto, digamos un millón de unidades de penicilina y tantas de estreptomicina –eran los únicos antibióticos de la época—y, cuando se fue, la enfermera dijo: ‘El doble’”, recordó.

Con información de Vatican News.

Comentarios