La voz del Papa
rmb

El Papa refuerza la ‘sana distancia’ ante el rebrote de coronavirus en Italia

“Me gustaría, como suelo hacer, bajar y acercarme a ustedes para saludarlos, pero con las nuevas medidas es mejor mantener la distancia”, dijo el Papa Francisco.
Papa Francisco en la Audiencia General.
Papa Francisco en la Audiencia General.

El Papa Francisco reforzó las medidas de distancia social durante la Audiencia General de este miércoles y evitó saludar de cerca a los fieles que acudieron al Aula Pablo VI, ante el aumento de los casos de coronavirus COVID-19 en Italia.

“Me gustaría, como suelo hacer, bajar y acercarme a ustedes para saludarlos, pero con las nuevas medidas es mejor mantener la distancia”.

“Disculpen si hoy los saludo desde lejos, pero creo que si todos, como buenos ciudadanos, cumplimos con las restricciones de las Autoridades, será una gran ayuda para acabar con esta pandemia”, dijo el Santo Padre.


Leer: El Vaticano reanuda las audiencias generales con fieles

En las últimas horas el gobierno italiano anunció nuevas medidas para contener un rebrote del coronavirus COVID-19, que incluyen fiestas al aire libre y en espacios cerrados, y las reuniones de más de seis personas en los hogares.

El Papa aseguró que le gustaría especialmente bajar a saludar a los enfermos de las primeras filas, pero eso podría provocar amontonamientos, “y el problema es que existe riesgo de contagio”.

“Así, cada uno con el cubrebocas, manteniendo nuestra distancia, podemos seguir con las audiencias”, explicó.

“Los salmos, experiencia del diálogo con Dios”

En la Audiencia, el Papa continuó con su ciclo de catequesis sobre la Oración y habló de los Salmos que, dijo, nos enseñan a rezar a través de la experiencia del diálogo con Dios.

“Los salmos no son textos nacidos en la mesa, sino invocaciones, a menudo dramáticas, que brotan de la vida, de la existencia. Para rezarles basta ser lo que somos”.

Leyendo y releyendo los salmos –agregó el Santo Padre-, podemos aprender el lenguaje de la oración.

“Dios Padre, de hecho, con su Espíritu los ha inspirado en el corazón del rey David y de otros orantes, para enseñar a cada hombre y mujer cómo alabarle, darle gracias, suplicarle, cómo invocarle en la alegría y en el dolor, cómo contar las maravillas de sus obras y de su Ley”.

“En síntesis, los salmos son la palabra de Dios que nosotros humanos usamos para hablar con Él”.

 

Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios