La voz del Papa
rmb

El Papa Francisco reza por Líbano y llama a la solidaridad

En su Audiencia General el Santo Padre rezó por las víctimas de la explosión ocurrida en Beirut.
Personas ayudan a un hombre herido en la explosión en Beirut, Líbano. Foto: AP/Hassan Ammar
Personas ayudan a un hombre herido en la explosión en Beirut, Líbano. Foto: AP/Hassan Ammar

Durante su Audiencia General en el Vaticano, el Papa Francisco rezó por las víctimas de la explosión en Beirut, capital de Líbano, por la cual hasta el momento más de 100 personas han muerto y más de 4 mil resultaron heridas.

El Santo Padre puso primero en sus pensamientos a los afectados y sus familias. Posteriormente, dijo:

“Ayer en Beirut, en la zona portuaria, enormes explosiones causaron docenas de muertos y miles de heridos, y muchas destrucciones graves. Rezamos por las víctimas y sus familias; y rezamos por el Líbano para que, con el compromiso de todos sus componentes sociales, políticos y religiosos, pueda afrontar este trágico y doloroso momento y, con la ayuda de la comunidad internacional, superar la grave crisis que atraviesa”.


Aquí puedes ver el mensaje del Papa Francisco sobre Líbano:

Este mensaje de solidaridad con el país también lo compartió a través de su cuenta de Twitter.

La explosión dejó devastación en la ciudad portuaria, centro financiero del país. El presidente del Líbano, Michel Aoun, comunicó que la causa de la explosión fue un incidente en un almacén del puerto que contenía 2,750 toneladas de nitrato de amonio, incautado hace seis años.

La sustancia estaba almacenada de forma insegura, dijo el presidente Aoun a través de Twitter, lo que calificó como “inaceptable”. Decretó tres días de luto nacional y aseguró que su gobierno averiguará quiénes son los responsables de la catástrofe, y si es que ocurrió por omisión.

Las autoridades de salud de Líbano también temen por los materiales tóxicos liberados en el aire y si pudieran tener efectos posteriores.

Un corazón cristiano en Medio Oriente

En varias ocasiones el Papa Francisco ha dirigido sus pensamientos a Líbano, país que lucha contra una difícil crisis económica y social, agravada por la pandemia de COVID-19. En mayo, el Santo Padre envió 200 mil dólares a la Nunciatura Apostólica de Harissa para apoyar a esta nación.

Líbano es considerado el corazón católico en Medio Oriente, ahí la mayoría de la población es musulmana, pero coexisten con los cristianos del país -que representan más del 30% de la población-. En su mayoría son de confesión maronita.

 

Con información de Vatican News y BBC Mundo. 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

Comentarios