La voz del Papa

El Papa Francisco lava y besa los pies a 12 presos de Velletri

En la Misa de la Cena del Señor les pidió servirse los unos a otros.
Foto: Vatican Media
Foto: Vatican Media

Este Jueves Santo, día de inicio del Triduo Pascual, el Papa Francisco acudió al Centro Penitenciario de Velletri, ubicado a unos 60 kilómetros de Roma, para celebrar la Misa de la Cena del Señor con los reclusos, personal administrativo y custodios de dicho centro de reclusión.

Desde hace cinco años, el Sumo Pontífice ha acudido en Jueves Santo a alguna prisión, donde preside dicha celebración eucarística, durante la cual lleva a cabo el rito del Lavatorio de pies con un grupo doce internos, a fin de conmemorar el gesto de servicio que Jesús tuvo con sus discípulos en la Última Cena.

En esta ocasión, el Papa Francisco lavó los pies a internos de cuatro diferentes nacionalidades: nueve de Italia, uno de Brasil, uno de Costa de Marfil y uno de Marruecos.

Previo a este acto litúrgico, el Papa los llamó a imitar el gesto de servicio de Jesús y lavarse los pies unos a otros; “es decir, a servirse unos a otros, no a servirse unos de otros en la ambición, no a pisotear unos a otros. ¡No, no, no! Servicio, servicio. ‘¿Necesitas algo, un servicio? Lo haré por ti’. Esto es hermandad”, dijo.

Agregó que, a ejemplo de Jesús, todos debemos convertirnos en servidores. “Es verdad que hay problemas en la vida: discutimos entre nosotros, pero esto debe ser algo que pasa, una cosa temporal, porque en nuestros corazones debe haber siempre este amor de servir al otro, de estar al servicio del otro”.

Lee: Papa a presbíteros: No sólo repartir aceite, sino vocación y corazón