Francisco en Irak: El terrorismo no tiene la última palabra

El Santo Padre rezó el Ángelus en una Iglesia que fue destruida por ISIS y llevó su mensaje de paz a Mosul. "No pierdan la esperanza", les dijo.
El Pápa Francisco se reúne con la comunidad cristiana en la Iglesia de la Inmaculada Concepción en Qaraqosh, Irak. Foto: Vatican Media.
El Pápa Francisco se reúne con la comunidad cristiana en la Iglesia de la Inmaculada Concepción en Qaraqosh, Irak. Foto: Vatican Media.

En su tercer día de actividades en Irak, el Papa Francisco se reunió con la comunidad cristiana de la ciudad de Qaraqosh con quienes rezó el Ángelus en la Iglesia de Al-Tahira o Iglesia de la Inmaculada Concepción.

Este templo fue destruido por el grupo extremista Estado Islámico (ISIS) en 2014.  Al cabo de tres años, la ciudad fue liberada y la comunidad cristiana pudo volver. Así comenzó la reconstrucción del templo.

En su mensaje previo al Ángelus, el Papa expresó su gratitud a Dios por haberle permitido vivir este encuentro.


“Mirándolos, veo la diversidad cultural y religiosa de la gente de Qaraqosh, y esto muestra parte de la belleza que vuestra región ofrece al futuro. Su presencia aquí recuerda que la belleza no es monocromática, sino que resplandece por la variedad y las diferencias”.

El Santo Padre, haciendo eco de la destrucción que vivió la iglesia, afirmó que también en este templo se ven los signos del poder destructivo de la violencia, del odio y de la guerra.

“Cuántas cosas han sido destruidas. Y cuánto debe ser reconstruido. Nuestro encuentro demuestra que el terrorismo y la muerte nunca tienen la última palabra. La última palabra pertenece a Dios y a su Hijo, vencedor del pecado y de la muerte”, afirmó.

“Incluso ante la devastación que causa el terrorismo y la guerra podemos ver, con los ojos de la fe, el triunfo de la vida sobre la muerte”.

“¡No están solos! Toda la Iglesia está con ustedes, por medio de la oración y la caridad concreta. Y en esta región muchos les han abierto las puertas en los momentos de necesidad”.

El Papa Francisco en la Iglesia de la Inmaculada Concepción en Qaraqosh, Irak. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco en la Iglesia de la Inmaculada Concepción en Qaraqosh, Irak. Foto: Vatican Media.

Reconstruyan sus vínculos y sus edificios

En su mensaje a la comunidad cristiana, el Papa Francisco les pidió reconstruir los vínculos en comunidades y familias, entre jóvenes y ancianos, así como están reconstruyendo los edificios destruidos por la violencia.

“Seguramente hay momentos en los que la fe puede vacilar, cuando parece que Dios no ve y no actúa. Esto se confirmó para ustedes durante los días más oscuros de la guerra, y también en estos días de crisis sanitaria global y de gran inseguridad. En estos momentos, acuérdense de que Jesús está a su lado. No dejen de soñar. No se rindan, no pierdan la esperanza”.

Tengan capacidad de perdonar y la valentía de luchar

En su mensaje, el Santo Padre agregó que el perdón es necesario para permanecer en el amor, para permanecer cristianos, y que es sobre todo necesario para aquellos que sobrevivieron a los ataques terroristas.

“El camino hacia una recuperación total podría ser todavía largo pero les pido, por favor, que no se desanimen. Se necesita capacidad de perdonar y, al mismo tiempo, valentía para luchar. Sé que esto es muy difícil. Pero creemos que Dios puede traer la paz a esta tierra. Nosotros confiamos en Él y, junto con todas las personas de buena voluntad, decimos no al terrorismo y a la instrumentalización de la religión”.

“Mientras llegaba con el helicóptero, miré la estatua de la Virgen María colocada sobre esta iglesia de la Inmaculada Concepción, y le confié el renacer de esta ciudad. La Virgen no sólo nos protege desde lo alto, sino que desciende hacia nosotros con ternura maternal”.

El Papa Francisco destacó que esta imagen fue dañada, pero el rostro de la Madre sigue mirando a la ciudad con ternura, y así los consuela y reconforta.

El Santo Padre reconoció la labor de las mujeres en el país, “mujeres valientes que siguen dando vida, a pesar de los abusos y las heridas. ¡Que las mujeres sean respetadas y defendidas! ¡Que se les brinden cuidados y oportunidades!”.

El templo fue reconstruido casi en su totalidad

En entrevista con ACN previa a la visita del Pontífice, el padre Ammar Yako, que supervisa la reconstrucción de la Iglesia de la Inmaculada Concepción, explicó que en 2014 ISIS tomó control de la ciudad Qaraqosh.

Las familias cristianas tuvieron que huir a Kurdistán, tres años después pudieron volver y encontraron su templo destruido.

“Estaba totalmente calcinado. Destruyeron todas las cruces, robaron lo que había dentro de la iglesia, las imágenes y todo lo demás. Los líderes del ISIS escribieron sus nombres en las columnas de la iglesia, y utilizaron el exterior de la misma como lugar de entrenamiento para nuevos combatientes del ISIS”.

La Iglesia fue construida de 1932 a 1948 por toda la comunidad. “Cuando el obispo me pidió que dirigiera al equipo de reconstrucción, fue un momento muy feliz para mí porque me acordé de toda esa gente que ayudó en el pasado a construir la iglesia, nuestros padres y abuelos; me sentí unido a todos aquellos que compartieron su fe”, dijo el padre en entrevista.

Rezó por las víctimas de la guerra en Mosul

Previo a su visita a Qaraqosh, el Papa Francisco acudió a la ciudad de Mosul que fue ocupada por el grupo extremista Estado Islámico durante tres años, causando destrucción, muerte y el desplazamiento forzoso de familias cristianas.

En Hosh al-Bieaa, conocida como la plaza de las cuatro iglesias: siro-católica, armeno-ortodoxa, siro-ortodoxa y caldea, destruidas entre el 2014 y el 2017 por los ataques terroristas, realizó una oración por las víctimas de la guerra y liberó una paloma como símbolo de la paz.

El Papa Francisco libera una paloma en Mosul, Irak. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco libera una paloma en Mosul, Irak. Foto: Vatican Media.

“Aquí en Mosul las trágicas consecuencias de la guerra y de la hostilidad son demasiado evidentes. Es cruel que este país, cuna de la civilización, haya sido golpeado por una tempestad tan deshumana…”

El Papa finalizó sus palabras afirmando: “Hoy, a pesar de todo, reafirmamos nuestra convicción de que la fraternidad es más fuerte que el fratricidio, la esperanza es más fuerte que la muerte, la paz es más fuerte que la guerra”.

Al terminar la Oración por las víctimas, se inauguró un monumento conmemorativo de la visita de Francisco a Mosul. El texto de la lápida dice:

“Qué hermosos son los pies de los mensajeros de paz (Rom 10:15. En conmemoración de la visita de su Santidad el Papa Francisco, como mensajero de la paz y del amor fraterno, a la ciudad de Mosul y a la llanura de Nínive. Aquí donde los cristianos soportaron el desplazamiento forzoso (2003-2017) el Papa rezó por la difusión de la paz y la justicia, la convivencia serena y la fraternidad humana. Domingo 7 de marzo de 2021″

El Papa concluyó sus actividades en Irak con la Misa en el estadio Franso Hariri en la ciudad de Erbil, Irak.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

 



Google-news