La voz del Papa
rmb

El sacerdocio sigue reservado a los hombres, aclara el Papa Francisco

Tras abrir oficialmente el acolitado y lectorado a mujeres, el Santo Padre aclaró esto.
El Papa Francisco rezando. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco rezando. Foto: Vatican Media

Con el motu proprio Spiritus Domini, que modifica el primer párrafo del Canon 230 del Código de Derecho Canónico, el Papa Francisco estableció que los servicios de la Palabra y del Altar quedan abiertos para mujeres de forma estable e institucionalizada, lo cual ya se realizaba en la práctica. Sin embargo, aclaró que esto no significa ningún un cambio en el sacerdocio, el cual sigue reservado para los hombres.

En una carta dirigida al Cardenal Luis F. Ladaria, S.I., Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, firmada este 11 de enero, el Papa cita la Carta Apostólica Ordinatio sacerdotalis del Papa san Juan Pablo II en la que se explica que para los ministerios ordenados, la Iglesia “no tiene en absoluto la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres”, sin embargo, para los ministerios no ordenados -como el lectorado y el acolitado- es posible superar esta reserva.


Puedes leer: ¿Qué significa que los ministerios de Lector y Acólito se abran a mujeres? 

Esto debido a que anteriormente los ministerios no ordenados se consideraban etapas que conducían a las órdenes mayores, como son el subdiaconado, diaconado, presbiterado. “Como el sacramento de las órdenes estaba reservado sólo a los hombres, esto también se aplicaba a las órdenes menores”. Sin embargo, actualmente la Iglesia considera que los ministerios no ordenados pueden estar a cargo de los bautizados en general, lo cual ya se realizaba en la práctica.

Así, la decisión de retirar la reserva exclusiva a los hombres no es una simple consecuencia de “adaptarse a las sensibilidades o a las culturas de las épocas y de los lugares”, explicó el Santo Padre, sino que también se debe al “dinamismo que caracteriza la naturaleza de la Iglesia, siempre llamada con la ayuda del Espíritu de Verdad a responder a los desafíos de cada época, en obediencia a la Revelación”.

El Papa también aclaró que, en los oficios de lectorado y acolitado, siempre se debe tener como criterio de elección” la fidelidad al mandato de Cristo y la voluntad de vivir y proclamar el Evangelio transmitido por los apóstoles y confiado a la Iglesia para que sea religiosamente escuchado, santamente custodiado, fielmente anunciado”.

El hecho de que las mujeres desempeñen estos servicios en la Iglesia, que específicamente son los de Lector, Ministros de la Eucaristía y Acólitos, no es ninguna novedad. Sin embargo, hasta ahora se habían venido realizado sin un mandato institucional, mismo que en adelante tendrá que ser hecho por el obispo local.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

Comentarios