La voz del Papa

El Papa a universidades católicas: promuevan el bien común

El Pontífice motivó a las universidades a perseguir el progreso civil y cultural.
El Papa Francisco. Foto: Archivo
El Papa Francisco. Foto: Archivo

El Papa Francisco motivó a las universidades católicas a perseguir con constancia y profesionalidad soluciones que conduzcan a un progreso civil y cultural para las personas y para la humanidad, marcado por la “solidaridad”.

Este lunes 4 de noviembre, el Papa Francisco recibió en audiencia a los participantes en el congreso de la Federación Internacional de las Universidades Católicas (FIUC), sobre el tema: “Nuevas fronteras para los líderes universitarios. El futuro de la salud y el ecosistema de la Universidad”.

Leer: El Papa envía un mensaje a jóvenes de Scholas reunidos en México

“La fuerte presión, advertida en los diversos ámbitos de la vida socioeconómica, política y cultural, interpela, por lo tanto, la vocación misma de la Universidad, en especial la tarea de los profesores de enseñar, investigar y preparar a las generaciones jóvenes para que lleguen a ser no sólo profesionales cualificados en las distintas disciplinas, sino también protagonistas del bien común, líderes creativos y responsables de la vida social y civil con una visión correcta del hombre y del mundo“, dijo el Pontífice.

El Santo Padre observó que las Universidades Católicas deberían advertir “aún más agudamente” estas exigencias, estudiando “problemáticas antiguas y nuevas” en su especificidad e inmediatez, “pero siempre desde una perspectiva personal y global”.

El Papa observó además que el desarrollo de las tecno-ciencias está destinado a influir “de manera creciente” en la salud física y psicológica de las personas: toda enseñanza – subrayó – implica también un cuestionamiento acerca de los “por qué”, con una reflexión “sobre los fundamentos y sobre los fines de cada disciplina”.

“Una educación reducida a la mera educación técnica o a la mera información se convierte en una alienación de la educación; creer que se puede transmitir un conocimiento que se abstrae de su dimensión ética sería como renunciar a educar”, advirtió.

Con información de Vatican News