El mensaje del Papa a las monjas que perdieron su convento en un sismo

En 2009, el convento de las religiosas Clarisas de Paganica fue destruido por un terremoto, provocando la muerte de su superiora. El Papa Francisco las recibió en audiencia.
El Papa Francisco con las hermanas Clarisas de Paganica. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco con las hermanas Clarisas de Paganica. Foto: Vatican Media.

“En esa noche perdieron todo, excepto a Dios y la fraternidad”, estas fueron las palabras del Papa Francisco a las hermanas Clarisas de Paganica, una comunidad ubicada en la ciudad italiana de L’Aquila, donde un terrible un terremoto ocurrido en 2009  destruyó por completo su monasterio, provocando la muerte de su abadesa, Gemma Antonucci, y heridas en varias de ellas.

Este lunes, el Santo Padre las recibió en audiencia, y destacó su compromiso y su capacidad de salir delante de la tragedia, confiando en el Señor.

Leer: 3 claves del Papa Francisco para perseverar en la vocación


“Al principio se instalaron en una estructura temporal y, diez años después del terremoto, volvieron al monasterio, reconstruido y restaurado. Ahora su comunidad florece, formada por doce monjas, todas jóvenes”. “

“Este es el mensaje que han dado al pueblo: ante la tragedia hay que volver a empezar desde Dios y desde la solidaridad fraterna. Muchas gracias por esto”.

El Papa Francisco destacó cómo han experimentado el dolor, pero también el cuidado amoroso del Padre celestial y la solidaridad de tantas personas.

Leer: Las religiosas que han convertido su antigua abadía en una ‘startup’

“Dios las hizo salir fortalecidas de ese drama y, como el grano de trigo que debe morir para dar fruto, así fue también para su comunidad monástica”.

“Queridas hermanas, no se cansen de ser una presencia orante y consoladora para apoyar a la población, muy probada por la terrible experiencia y todavía necesitada de consuelo y ánimo

Con información de Vatican.va

Comentarios