4 consejos del Papa Francisco a las personas con discapacidad

En un mensaje con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el Santo Padre recordó a quienes viven con esta condición que la Iglesia los ama y los necesita.
El Papa Francisco en Audiencia con el Congreso de Personas con discapacidad. Foto: L'Osservatore Romano
El Papa Francisco en Audiencia con el Congreso de Personas con discapacidad. Foto: L'Osservatore Romano

El Papa Francisco envió un mensaje con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad y recordó a todos los que viven con esta condición que la Iglesia es su casa, “y necesita de cada uno de ustedes para cumplir su misión al servicio del Evangelio”.

Leer: Iglesia de puertas abiertas: Historias de personas con discapacidad

En su mensaje, el Santo Padre les aseguró que hoy en día, en tiempos de pandemia, su oración es más importante que nunca, pues todos estamos llamados a remar juntos.

Además, les dio algunos consejos para mantenerse firmes en la fe ante cualquier adversidad:

1. Jesús es nuestro amigo

“Tener a Jesús como amigo –dijo el Papa- es el mayor de los consuelos y puede hacer de cada uno de nosotros un discípulo agradecido y alegre, capaz de dar testimonio de que la propia fragilidad no es un obstáculo para vivir y comunicar el Evangelio”.

La confianza y la amistad personal con Jesús pueden ser la clave espiritual para aceptar las limitaciones que todos experimentamos y para vivir nuestra condición de forma reconciliada”.

2. La Iglesia es su casa

El Papa lamentó que la discriminación sigue estando presente en la sociedad y, en particular, muchos siguen considerando la discapacidad como si fuera una enfermedad, lo que alimenta el estigma en su contra.

En lo que respecta a la vida de la Iglesia, la peor discriminación  es la falta de atención espiritual, que a veces se ha manifestado en la negación del acceso a los sacramentos que, por desgracia, algunos de ustedes han experimentado”.

Leer: Papa Francisco: Necesaria al inclusión de personas con discapacidad

“Frente a la discriminación, es precisamente la amistad de Jesús, que todos recibimos como un don inmerecido, la que nos redime y nos permite experimentar las diferencias como una riqueza. En efecto, Jesús no nos llama siervos, mujeres y hombres de dignidad a medias, sino amigos, confidentes dignos de conocer todo lo que Él ha recibido del Padre”.

3. Jesús nos protege en tiempos de prueba

El Santo Padre les pidió recordar que, en tiempos de prueba, la amistad de Jesús nos protege.

“Soy consciente –agregó- de que la pandemia de Covid-19, de la que estamos luchando por salir, ha tenido y sigue teniendo repercusiones muy duras en la vida de muchos de ustedes”.

“La Iglesia está al lado de todos los que siguen luchando contra el coronavirus. Como siempre, la Iglesia insiste en la necesidad de que todos sean atendidos, sin que la discapacidad sea un obstáculo para acceder a los mejores cuidados disponibles”.

4. No dejen de rezar

El Concilio Vaticano II, explicó el Papa Francisco, hablando de la llamada universal a la santidad, enseña que todos los fieles, de cualquier estado o condición, están llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad.

Sé que algunos de ustedes viven en condiciones extremadamente frágiles. Pero me gustaría dirigirme a ustedes —quizá pidiendo, cuando sea necesario, a sus familiares o a las personas más cercanas a ustedes que les lean estas palabras o que les transmitan este llamamiento que hago— y pedirles que recen”.

“El Señor escucha atentamente la oración de los que confían en Él. Que nadie diga: ‘No sé rezar’, porque, como dice el Apóstol, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, porque como no sabemos orar como conviene, él mismo intercede por nosotros con gemidos inexplicables”.

Con información de Vatican.va

Compartir




Publicidad