El Viacrucis de Iztapalapa 2022 una vez más será a puerta cerrada

El Comité Organizador del Viacrucis de Iztapalapa 2022 nos explica cómo será la Representación de la Pasión de Cristo.
Escena de la representación de la Semana Santa en Iztapalapa. Foto: Jesús Eduardo Ramírez
Escena de la representación de la Semana Santa en Iztapalapa. Foto: Jesús Eduardo Ramírez

Debido a la pandemia de Covid-19 y para evitar cualquier riesgo de contagio entre los asistentes, el Comité Organizador de la Semana Santa en Iztapalapa ha decidido que la 179 Representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús se realice una vez más a puerta cerrada.

Leer: Viacrucis de Iztapalapa: Historia de una tradición más viva que nunca

Esta será la tercera ocasión consecutiva en que el Viacrucis de Iztapalapa se lleve a cabo sin la presencia de público, aunque con una amplia cobertura vía televisión e internet.


“Ya estamos con los preparativos, ensayos y con todo lo que conlleva la preparación de nuestra Representación. Sin embargo, a pesar del cambio de semáforo epidemiológico a verde, el Comité Organizador, en conjunto con la alcaldía de Iztapalapa, hemos decidido realizar la Representación de manera confinada, sin público”, confirmó a Desde la fe Luis Alberto Guzmán, responsable de comunicación de la organización.

La Semana Santa en Iztapalapa es una de las tradiciones religiosas más antiguas de México. En condiciones normales, cada año reúne a más de 1000 actores, 100 caballos, 115 clarines y fanfarrias, y unos 2.5 millones de asistentes que recorren las principales calles de los barrios originarios de Iztapalapa.

Leer: El día que el Señor de la Cuevita liberó de la pandemia a Iztapalapa

No obstante, una vez más los organizadores han decidido extremar precauciones y priorizar la salud de los actores y los asistentes, y así evitar que el Viacrucis se convierta en un foco de contagio.

En los dos años anteriores la Representación se había confinado al atrio de la Catedral de Iztapalapa; pero esta ocasión habrá algunos cambios.

“También se hará de manera confinada, sin público, pero los escenarios cambiaran un poco. Algunas escenas se realizarán en la explanada de Iztapalapa y otras en la catedral del Santo Sepulcro”, agregó Luis Alberto Guzmán, quien también es vocal de la mesa directiva del Comité Organizador.

Según la tradición, el Viacrucis de Iztapalapa se llevó a cabo por primera vez en 1843 en agradecimiento al Señor, por haber librado a sus pobladores de la epidemia de cólera morbus que afectaba al país en aquellos años.

Desde entonces, hasta nuestros días, se ha llevado a cabo cada año de forma consecutiva.