Iglesia en México

Dr. Jorge Traslosheros: “Tenemos que recuperar la memoria histórica”

“¿Por qué nos quieren obligar a tomar partido en la historia en lugar de entender nuestra historia que tantas lecciones importantes tiene?”, cuestiona el historiador.
El Dr. Jorge Traslosheros. Foto: Alberto González
El Dr. Jorge Traslosheros. Foto: Alberto González

A casi 500 años del inicio de la Evangelización, es urgente recuperar la memoria histórica para buscar una salida ante la grave crisis social y de violencia que vive México, aseguró el doctor Jorge Traslosheros, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM.

“¿Quién en su sano juicio puede negar que el mundo actual se encuentra en una grave crisis de humanidad? Y México aquí tiene un aporte altamente significativo, ya somos el país con más muertos, por encima de Siria”.

“La violencia se ha transformado en cultura y el problema está en que nos hemos olvidado del valor de la persona, y hemos convertido al ser humano en un simple objeto”, dijo en el marco de la conferencia magistral 500 años de la primera cruz y la primera capilla en la Ciudad de México.

Esta crisis de humanidad, explicó el investigador, es resultado de que, como sociedad, nos hemos del valor de la persona, de su vida y dignidad en todo momento de su existencia.

Leer: 6 grandes aportaciones de la Iglesia Católica tras la Conquista

Traslosheros, doctor en Estudios Latinoamericanos por la Universidad Tulane de Louisiana, aseguró que la crisis que se vivió a partir de la conquista con el encuentro de dos mundos fue mucho más complicada que nuestra actualidad social, política y económica.

No obstante, los representantes de la Iglesia en aquel tiempo como Fray Juan de Zumárraga, Fray Bartolomé de las Casas y Fray Julián Garcés, entre muchos otros, lucharon arduamente por garantizar a los indios derechos elementales basados en pilares como la búsqueda de la unidad en la diversidad, el derecho natural y la responsabilidad de proteger al más débil y frágil de la sociedad.

“Los grandes misioneros, los grandes obispos e infinidad de laicos, hombres y mujeres, enfrentaron los grandes retos de su tiempo y supieron construir una sociedad nunca perfecta, pero sí mejor que la que podían tener en el momento de la Conquista”.

“Aquellos misioneros pusieron a la persona en el centro de sus preocupaciones y por eso encontraron los caminos de esperanzas”.

Leer: La iglesia que resguarda los restos del conquistador Hernán Cortés

Ese, dijo, es el ejemplo que debe seguir la Iglesia para salir de la crisis de valores que afecta actualmente a la sociedad mexicana.

“Recuperar la memoria histórica no es recuperar las efemérides, es recuperar nuestra capacidad de plantarnos frente a una realidad de crisis, poner en juego todas nuestras capacidades como personas y como Iglesia, y dar un aporte cultural como lo hicieron ellos”.

“¿Por qué nos quieren obligar a tomar partido en la historia, en lugar de entender nuestra historia que tantas lecciones importantes tiene?”, dijo.