Sus papás pidieron un milagro; Dios les dio 5 hijos, todos monaguillos

Estos quintillizos son un auténtico regalo de Dios y llevan 10 años sirviendo a la Iglesia, esta es su historia
Los quintillizos sirven desde hace 10 años en el altar. Foto: Aleteia.
Los quintillizos sirven desde hace 10 años en el altar. Foto: Aleteia.

Los papás de los quintillizos Aaron, Aldo, Alonso, Andrés y Mariel Rodríguez Morales pidieron un milagro a Dios, llevaban más de cinco años sin poder concebir y oraron con fe. El papá pedía por lo menos un hijo, la mamá le pedía a Dios “cinco o los que fueran”, al parecer las súplicas de la segunda fueron las primeras escuchadas.

Los ahora jóvenes nacieron el 1 de marzo del 2004 en México y llevan 10 años sirviendo como monaguillos en la parroquia de Nuestra Señora de la Esperanza, en el municipio de Corregidora, en Querétaro, México.

En entrevista con Aleteia, los monaguillos narraron la historia de su nacimiento, tal como sus papás, Elsa Morales Reyes y  Humberto Rodríguez Macedo, se las han contado, y es muestra de que son un auténtico regalo de Dios.

Los quintillizos fueron sietemesinos y con ello llegaron algunas complicaciones, particularmente para la salud del pequeño Alonso, quien recién nacido necesitó una cirugía de emergencia. Los doctores no daban mucha esperanza a la familia.

Sin embargo, “el papá de los quintillizos le rezó con mucha devoción a San José para que intercediera por su pequeño bebé. Y el milagro sucedió. El pequeño Alonso salvó la vida y como promesa de su padre, ahora lleva como primer nombre el de José, en agradecimiento por la curación”, relataron a Aleteia.

La primera Navidad de los quintillizos. Foto: Aleteia.

La primera Navidad de los quintillizos. Foto: Aleteia.

Una familia cercana a la Iglesia

Los hermanos narran que su familia siempre ha sido apegada a la Iglesia. Sus papás son Ministros de la Comunión por lo que llevan la Sagrada Eucaristía a los enfermos, y de ahí nació el interés de ellos en servir al altar.

Tanto, que Aldo asegura que “servir a Dios en el altar es lo mejor que le ha pasado en la vida”.

Puedes leer la entrevista completa aquí

 

 

Compartir