Iglesia en México
rmb

Santa Teresita del Niño Jesús, la patrona de las misiones

Fue una religiosa de clausura, pero sus oraciones viajaron mucho más allá del monasterio.
Santa Teresita del Niño Jesús o Santa Teresa de Liseux.
Santa Teresita del Niño Jesús o Santa Teresa de Liseux.

Santa Teresita del Niño Jesús, también conocida como Teresita de Lisieux, es una de las santas más ejemplares y queridas por los católicos y es considerada la patrona de las misiones en la Iglesia Católica.

San Juan Pablo II la declaró Doctora de la Iglesia en 1997, pese a solo haber escrito un libro de carácter biográfico: Historia de un alma, sin embargo, esta publicación ha despertado incontables vocaciones religiosas en todo el mundo al ser ella un vivo modelo de santidad.


La grandeza de Santa Teresita radica en su espontánea sencillez y humildad, pues ella se describía como una simple flor del campo.

Ya cerca de su muerte decía que desde el Cielo causaría una lluvia de rosas sobre la humanidad,  es decir, de bendiciones a quienes pidieran su intercesión, por esta razón se le representa con un Cristo y con flores.

Su educación religiosa

Nació en Alencon, Francia, el 2 de enero de 1857 y sus padres fueron Louis Martin y Maria Celia Guérin, ambos muy devotos y cristianos ejemplares, razón por la que también fueron canonizados por el Papa Francisco el 18 de octubre de 2015. Tuvieron 9 hijos de los cuales sobrevivieron cinco; tres de ellas ingresaron al Carmelo.

Teresita recibió una sólida educación religiosa; sus papás la bautizaron dos días después de su nacimiento, estudió en el colegio de las Benedictinas, y su propio padre y hermanas le enseñaron Catecismo y la instruyeron con buen ejemplo.

Un duro momento en la vida de Teresita fue la muerte de su madre cuando ella tenía cuatro años de edad, y ante la ausencia del amor materno, vio en su hermana mayor, Paulina, a una segunda madre. Es fácil de entender que cuando Paulina ingresó al convento, Teresita sintió una doble pérdida pues el convento era de clausura.

Teresita, desde niña, aspiraba a ser religiosa entregada a Dios, pero no tenía la edad suficiente -16 años- para ingresar al convento; sin embargo, una oportunidad se abrió cuando viajó con familiares en peregrinación a Roma.

En ese viaje conoció Suiza y el norte de Italia, y como desde Francia se había concertado una audiencia con el Papa que tuvo lugar el 20 de noviembre de 1887, acudieron a la cita que solo era para saludar al Pontífice.

Ante el Papa, la joven rompió todos los protocolos y le pidió al Santo Padre León XIII que hiciera una excepción para poder cumplir su anhelo de ser monja de clausura, a lo que él respondió: si es la voluntad de Dios, serás Carmelita Descalza.

Un año después, el permiso que le había sido negado le fue concedido por el obispo, y a los 15 años, el 9 de abril de 1888 ingresó al convento de Lisieux, en donde ya estaban sus hermanas Paulina y María.

¿Por qué es la patrona de las misiones de la Iglesia?

Santa Teresita del Niño Jesús es la Patrona de las Misiones de la Iglesia, y aunque ella nunca misionó ni hizo más viajes que a Roma, cierta vez,  escuchó hablar de un hombre, Enrique Pranzini, que había asesinado a tres mujeres en Paris, razón por la que fue sentenciado a muerte y ejecutado el 31 de agosto de 1887.

Antes de que se cumpliera su condena, Teresita lo adoptó como hijo espiritual y empezó a rezar por su arrepentimiento y su conversión, pues la prensa informaba que no había querido confesarse, lo cual la entristeció mucho, pero la historia refiere que poco antes de subir a la guillotina, el reo pidió un crucifijo para besarlo repetidas veces, y a partir de ese momento, ella decidió ser religiosa para orar por todos los pecadores del mundo.

Su oración había viajado hasta el corazón de Pranzini. Además en sus oraciones siempre estuvieron presentes los sacerdotes y misioneros. 

Ella falleció el 30 de septiembre de 1897, a los 24 años de edad, y fue beatificada el 29 de abril de 1923 y canonizada el 17 de mayo, ambas ceremonias presididas por Pío XI.

También es patrona de Francia al lado de Santa Juana de Arco, a quien Teresita admiraba profundamente e incuso, en el convento, hizo una representación teatral de la vida de la Dama de Orleans, y de la cual existen algunas fotografías.

Son múltiples las iglesias en el mundo dedicadas a Santa Teresita del Niño Jesús, muchas de ellas atendidas por la orden carmelita.

En México se recuerda con cariño como hace pocos años visitaron nuestro país las reliquias de esta joven santa, lo que causó largas filas para poder venerarla.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

Comentarios