Iglesia en México
rmb

San Juan Pablo II: historias y anécdotas de sus visitas a México

Un médico, una maestra, un chef, una soprano, a todos el santo los marcó de por vida.
San Juan Pablo II en la Basílica de Guadalupe.
San Juan Pablo II en la Basílica de Guadalupe.

Este es un extracto de nuestra revista digital: “San Juan Pablo II, historias que lo convirtieron en el Papa mexicano”. Ayúdanos a sostener la revista “Desde la fe”. Puedes comprarla por solo 10 pesos o suscribirte desde 39 pesos al mes y disfrutar de contenidos únicos. Visita revista.desdelafe.mx  Si tienes dudas, manda un WhatsApp al +52 55-7347-0775

“Nos conquistaron su sonrisa, sus palabras de aliento, su sencillez y multitud de detalles que tenía para cada quien. Nos sentimos halagados de ser el primer país de tantos que visitó: con nosotros empezó el “Papa Peregrino” su andar por todo el mundo.

Lo conquistaron nuestra alegría, nuestras porras, la cálida hospitalidad que le brindamos, y nuestro amor por la Virgen de Guadalupe, de quien se enamoró de forma entrañable.

Entre él y nosotros se estableció un cariño tal que siempre sonreía apenas divisaba una bandera mexicana ondeando entre una multitud, o cuando escuchaba nuestros gritos muy mexicanos.

Karol Wojtyla nació polaco, lo sentimos propio y ahora es universal. A cien años de su nacimiento hacemos un breve recuento de las anécdotas que tejen una historia peculiar: la del hombre que predicó a Jesucristo, la del Papa que recorrió el mundo, la del Pastor que se entregó a la Iglesia.

Pero también es la historia del hombre que sentimos cercano –y tanto– que lo mismo un cocinero, un médico, un mariachi o un artesano lo tienen como parte importante de su historia personal, no obstante la brevedad del encuentro.

Sin duda que su enseñanza y testimonio es fundamental para entender al Pontífice del cambio de milenio, al que influyó para que el muro de Berlín cayera o las puertas de Cuba se abrieran al mundo.

Pero ahora queremos saborear la experiencia de tantos hombres y mujeres -de a pie- que tuvieron la suerte de toparse con San Juan Pablo II más allá del altar o de reflectores y cámaras de televisión. Encuentros que perviven, palabras que transformaron, miradas que se atesoran sencillamente porque aquel hombre llegó a ser el “Papa Amigo”, el “Papa Mexicano”.

Estamos ciertos que hay infinidad de anécdotas, y en las que hoy presentamos ciertamente se puede engarzar la que tú -amable lector- conservas con la frescura e intensidad de aquel momento. ¡Vaya!, hasta aquella porra que se escuchó en tono chusco vino a reflejar la emoción popular y lo fugaz del encuentro, que se quedó marcado en el corazón de tantos: ¡Juan Pablo / segundo / te vimos un segundo!

Hoy lo veneramos como un santo cercano a nuestra idiosincrasia, pues se llevó al cielo nuestro ímpetu y emoción, nuestra espontaneidad y nuestras voces; ya puedes imaginarlo desde el cielo tarareando: “Tú eres mi hermano del alma, realmente un amigo”.

Sin duda que las siguientes generaciones seguirán preguntándonos por qué queremos tanto a San Juan Pablo II. En estas historias se entrevén algunas de las tantas razones.Se llevó nuestro ímpetu y emoción, nuestras voces y espontaneidad.”

Para leer todas las historias ingresa aquí

Con tu compra, en 'Desde la fe' podemos continuar nuestra labor. Este domingo preparamos para ti una edición sobre los…

Publicada por Desde la Fe en Domingo, 24 de mayo de 2020

Puedes leer: San Juan Pablo II: biografía de un santo que cambió al mundo

Comentarios