Iglesia en México

Obispos mexicanos llaman a atender la emergencia educativa

Los obispos solicitan que se atiendan, de manera concreta, cuatro puntos en materia educativa.
Foto: CEM
Foto: CEM

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) llamó a los legisladores a responder con realismo y altura a los desafíos de la emergencia educativa que vive nuestro país.

Leer: La educación no debe estar sujeta a cuestiones políticas

“Llamamos a nuestros legisladores a que, en este próximo Período Ordinario de Sesiones, se promueva un verdadero diálogo con los principales actores clave de la educación, más allá de foros y mecanismos de recolección de opiniones”, piden en un comunicado.

Los obispos solicitan que en las leyes secundarias a la Reforma Constitucional al artículo 3º se atiendan, de manera concreta, los siguientes cuatro puntos:

1. La autonomía y plena libertad del Organismo que sustituirá al Instituto Nacional de Evaluación Educativa

La reciente Reforma al artículo 3º Constitucional, en su fracción IX, establece la creación de “un organismo público descentralizado, con autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión”. Además, ordena la creación de una “Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación”.

Leer: SIGNIS México: la educación es la vacuna contra las fake news

Sin embargo, el Proyecto de Ley Reglamentaria señala que la Junta Directiva que integra a esta comisión queda supeditada al Secretario de Educación Pública, así como a un Secretario Técnico.

“Lo anterior, genera una clara ficción en la autonomía de toda la Comisión, coartando su libertad de conducción y autoridad técnica, así como nulificando el esfuerzo por parte del Senado de nombrar a cinco comisionados, con el voto de las dos terceras partes”, advierte la CEM.

2. La libertad y equidad de todo el sector magisterial

“Nos preocupa que la Rectoría del Estado quede en entredicho por la presión de algunos grupos sindicales, impidiendo el ejercicio efectivo de la libertad de sociedad y gobierno, en la estructuración de un nuevo Sistema Educativo Nacional”, dice el Episcopado.

3. El papel de los padres de familia en la educación, así como la libertad de asociarse para ofrecer una educación particular

De acuerdo con el comunicado, los tres proyectos de ley que se discutirán en el Congreso reconocen y alientan la participación de los padres de familia en la educación de los hijos; sin embargo, en ninguno momento se les reconoce como “los principales responsables de la educación” de sus hijos, sino sólo como “corresponsables” de ella.

“No se prevé ninguna disposición, estructura, presupuesto o mecanismo formal de representación, sino que se les coloca dentro del multiforme mundo de la participación social. Es decir, se reconoce su derecho, pero no se abren espacios reales de libertad para el ejercicio de sus derechos”, aseguran.

Para la CEM, lo mismo sucede con la educación particular. Pues el reciente Proyecto de Ley General de Educación contiene nuevas disposiciones para su vigilancia y control, pero ninguna para su promoción.

4. La libertad de gestión de las autoridades de las entidades federativas, así como la clara distribución de competencias

“Nos preocupa que en algunas materias, como por ejemplo todo lo que tiene que ver con la infraestructura educativa, queda en la discrecionalidad de la autoridad federal el manejo de estos recursos, sometiendo a las autoridades de las entidades federativas a una dinámica velada de sumisión”, asegura el comunicado.

De acuerdo con la Conferencia del Episcopado Mexicano, esto coarta su soberanía; por lo que es muy importante que el Federalismo sea fortalecido.