Iglesia en México
rmb

Obispos de México hacen llamado a corresponsabilidad en la educación

La CEM hizo recomendaciones al Estado, los padres de familia y los educadores ante el próximo ciclo escolar.
El ciclo escolar 2020-2021 será a distancia. Foto: Gobierno de Chihuahua.
El ciclo escolar 2020-2021 será a distancia. Foto: Gobierno de Chihuahua.

Los Obispos de México enviaron un mensaje al gobierno, padres de familia y educadores ante el ciclo escolar que se aproxima, el cual se realizará a distancia porque las circunstancias de la pandemia de COVID-19 aún no permiten el regreso presencial a las aulas.

En el comunicado piden a todos los actores involucrados en la educación no correr, “sino ser sumamente prudentes”.

“Sabemos que el Sistema Educativo Nacional está frente a un nuevo ciclo escolar, a través de los medios de comunicación y los digitales. Después de un profundo discernimiento, los Obispos de México, compartimos que estamos convencidos de que es necesario creer, confiar en cada persona y en la comunidad educativa en su conjunto, para volver a clases a distancia, y en el futuro en una presencia escalonada con todos los cuidados y medidas precautorias posibles”, explicaron.

El comunicado, dado a conocer este lunes, lo firman el presidente de la CEM, monseñor Rogelio Cabrera López; el Secretario General de la CEM, monseñor Alfonso G. Miranda y el Responsable de la Dimensión Episcopal de Pastoral Educativa y Cultura de la CEM, monseñor Enrique Díaz Díaz.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer este lunes que el próximo ciclo escolar iniciará el 24 de agosto. Para educación básica y media superior se realizará a través de clases por internet, televisión y radiodifusoras. La SEP anunció que distribuirá cuadernillos de aprendizaje en comunidades alejadas que no cuenten con servicios de telecomunicaciones.

Un llamado a la corresponsabilidad

Ante este escenario, la CEM hizo un llamado a la corresponsabilidad. “Este tiempo de emergencia nos ha enseñado muchas cosas importantes. La cultura del individualismo, por supuesto, necesita ser superada con una cultura de la corresponsabilidad, es decir una solidaridad en ejercicio, que nos impulse al cuidado de todos los seres humanos. Ya no se puede pensar sólo en el propio bien o en la mera estabilidad institucional”, dijo.

“Hemos visto encomiables esfuerzos tanto de los padres de familia, como de los maestros y directivos de escuelas públicas y privadas, a lo largo de estos cuatro meses. Sin embargo, creemos que ha llegado el tiempo de acompañarlos institucionalmente, con una política de Estado que beneficie a todos. Se requiere entrar al detalle: ¿cómo resolver dudas en casa?, ¿cómo lograr que las brechas de conectividad no lo sean de aprendizaje, que afecten precisamente a los más desfavorecidos?, ¿cómo el magisterio va a ser apoyado, de forma tal que cada maestra y maestro sean protagonistas, y no receptores pasivos, de lo que se logre con los libros de texto y la programación de televisión, radio o medios digitales?”.

Recomendaciones a las autoridades educativas y padres de familia

Los Obispos de México invitaron a las autoridades educativas a “dejar la ambición de cubrir los enormes temarios” y, en contraste, centrarse en los aprendizajes esenciales: “desarrollar la civilidad, la atención solidaria y creativa para enfrentar el arduo presente, así como el futuro que se nos avecina”.

“A las autoridades educativas federales y estatales, les exhortamos muy respetuosamente, a promover todo esfuerzo educativo, más que reducirse a sólo regularlo. La educación está en un momento en el que necesita impulso, confianza y sinergia; no freno, desconfianza y aislamiento (…) Invirtamos todo lo necesario para generar las condiciones sanitarias, pero que esa inversión no desmerezca lo que se requiere para formar y sostener a las y los educadores de la patria”.

Y a los padres de familia a no ver a las instituciones escolares “como aquellas que les eximen de su derecho y deber, de ser los primeros responsables de la educación de sus hijos”.

“Nuestra súplica es que se involucren de lleno en la comunidad escolar, pues serán muchas manos, recursos y sobre todo cambio de mentalidad de todos, los que se exijan para esta nueva educación solidaria del cuidado de las personas y de la humanidad en su conjunto”, dijeron a los padres de familia.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios