Iglesia en México

Monseñor Lerma: “La riqueza de Iztapalapa es su mismo pueblo”

En entrevista, el Obispo de la Diócesis de Iztapalapa nos habla de los retos de esta Iglesia particular.
Monseñor Jesús Antonio Lerma frente al Santuario del Santo Sepulcro, Catedral de Iztapalapa. Foto: Ricardo Sánchez
Monseñor Jesús Antonio Lerma frente al Santuario del Santo Sepulcro, Catedral de Iztapalapa. Foto: Ricardo Sánchez

Hizo su Primera Comunión a los siete años en su natal Nayarit, e inmediatamente comenzó a servir al altar como acólito; sentía que ese era el paso previo para ingresar al seminario y después ordenarse sacerdote. Tenía clara la ruta.

Hijo de un matrimonio católico practicante, de sus tres hermanos menores viven dos, pero a su toma de posesión como primer obispo de la Diócesis de Iztapalapa sólo asistió un sobrino. “Mi familia se ha hecho pequeña”, dice monseñor Jesús Antonio Lerma Nolasco, pero no parece importarle, pues considera que el Señor ha sido muy generoso con él, y ahora le ha dado una hermosa grey.

Leer: Conoce El Señor de la Cuevita, la nueva Catedral de Iztapalapa

“La mayor riqueza de esta diócesis –asegura– es el mismo pueblo, los mismos católicos, su religiosidad y su piedad popular, lo que debemos aprovechar para impulsar una evangelización más de fondo”.

Una de las más grandes

Apenas creada la nueva Diócesis de Iztapalapa, ya es considerada una de las más grandes del mundo. Al respecto, monseñor Lerma explica que de entrada éste ya es un gran reto, pues la Iglesia particular sólo cuenta con 131 sacerdotes.

Pero aunque son pocos en relación con la extensión del territorio y el número de católicos que en ella habitan, el obispo asegura que se trata de un gran presbiterio, “muy participativo y comprometido”, por lo que espera que ahora, como diócesis, los sacerdotes continúen con el mismo espíritu de integración que le ha caracterizado, “pues de ellos depende que la nueva diócesis tenga un buen caminar”.

En este sentido, las vocaciones constituyen también otro reto, pero asegura que desde hace tiempo se ha venido trabajando en ello. Actualmente la nueva diócesis cuenta con un diácono transitorio y 19 seminaristas, quienes continuarán estudiando en el Seminario Conciliar de México.

La Iglesia debe incidir en la realidad

La pobreza y la inseguridad son sin duda dos de las realidades en las que la Iglesia debe incidir, y en ello la nueva Diócesis de Iztapalapa tiene camino andado, ya que los planes pastorales de la VII Zona Pastoral ya contemplaban la atención a estos flagelos.

“La pobreza aquí es una realidad, sobre todo en los decanatos que se encuentran en la periferia, pero es una pobreza desde la cual se comparte lo que se tiene. Y en cuanto a la violencia, lo que nos toca hacer es insistir más a los padres de familia en inculcar la fe a sus hijos desde pequeños”.

Leer: Así podemos explicar a los niños cómo es Dios

Explica que con las nuevas directrices de la Provincia de México para la recepción de los sacramentos algunos padres de familia han buscado otras salidas, incluso acudir a falsos sacerdotes, pero confía en que tarde o temprano harán conciencia de que justamente una buena formación en la fe, desde la infancia y en la juventud, está la clave para superar la violencia.

Al respecto, apunta que la Pastoral Familiar fungirá un papel muy importante, y por ello recientemente 55 matrimonios acaban de terminar un máster en familia.

“Por lo pronto, le pido a todo el pueblo de Dios que el evento que hemos vivido este lunes 4 (la creación de la nueva diócesis y la toma de posesión”, no sea sólo pasajero, sino que realmente sea el inicio de una renovación del espíritu de fe en Iztapalapa.

Algunos desafíos de la Diócesis de Iztapalapa

  • Por su extensión y población es ya una de las más grandes del mundo.
  • Actualmente cuenta con 131 sacerdotes y 19 candidatos al presbiterio.
  • La pobreza y la inseguridad son dos de los principales retos del obispo.
  • Cuenta con una población aproximada de 1 millón 827 mil 868 habitantes.