Iglesia en México

Monseñor Adolfo Castaño tomó posesión como Obispo de Azcapotzalco

Monseñor Castaño aseguró que continuará trabajando por una Diócesis “humilde, caritativa y servidora, a ejemplo de Jesús”.
Monseñor Adolfo Miguel Castaño Fonseca. Foto: María Langarica
Monseñor Adolfo Miguel Castaño Fonseca. Foto: María Langarica

En una emotiva ceremonia religiosa, ante unos tres mil  fieles y con la participación de decenas de sacerdotes, monseñor Adolfo Miguel Castaño Fonseca asumió este jueves 7 de noviembre como primer Obispo de la Diócesis de Azcapotzalco.

Luego del acto de profesión de fe y el juramento de fidelidad, monseñor Castaño ocupó la cátedra para presidir la ceremonia eucarística en la Parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago, que quedó formalmente constituida como Catedral de Azcapotzalco.

Leer: Conoce la nueva Catedral de Azcapotzalco

El  Obispo estuvo acompañado por el nuncio apostólico Franco Coppola, el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes; y 25 obispos de diversas diócesis del país, entre ellos el arzobispo emérito de México, Norberto Rivera Carrera.

El Nuncio Apostólico, Franco Coppola; Monseñor Adolfo Miguel Castaño, Obispo de Azcapotzalco; y el Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo de México. Foto: María Langarica

Foto: María Langarica

Antes de iniciar la ceremonia, monseñor Coppola resaltó la importancia de este día, que ha quedado grabado en la historia de la Iglesia local.

“En los años futuros se celebrará el aniversario 25, 50, e incluso el primer siglo, de la conmemoración de este día, el 7 de noviembre de 2019, y podremos decir ‘yo estaba ahí’, en el acto de nacimiento de esta nueva diócesis”, dijo el representante del Papa en México.

En su primera homilía como Obispo de Azcapotzalco,  Castaño aseguró que seguirá trabajando por una Diócesis “humilde, caritativa y servidora, a ejemplo de Jesús”.

“Como Iglesia caminante, unidos en la misma fe y esperanza, lograremos hacer patente nuestra caridad con cada ser humano prójimo nuestro, aunque no comparta del todo nuestros principios y convicciones”.

“Queremos ser una comunidad unida en la fe y en la caridad, sólo aprendiendo a caminar juntos podremos ir haciendo realidad los ideales de la primitiva comunidad cristiana, que tenía un solo corazón y una sola alma”, agregó.

Monseñor Adolfo Miguel Castaño, primer Obispo de Azcapotzalco. Foto: María Langarica

Monseñor Adolfo Miguel Castaño, primer Obispo de Azcapotzalco. Foto: María Langarica

Al finalizar la Misa, monseñor Castaño ofreció un mensaje, en el que agradeció el acompañamiento de sus sacerdotes y fieles laicos y religiosos, a sus familiares y a las autoridades políticas presentes, entre ellos, el alcalde de Azcapotzalco, Vidal Llerenas.

La nueva Diócesis comprende también una parte de la alcaldía Gustavo A. Madero, y tiene en total 60 parroquias y 99 sacerdotes, que tienen el gran desafío de ofrecer atención pastoral a una comunidad que comprende innumerables pueblos originarios, zonas industriales y comerciales, así como un gran asentamiento urbano irregular.

Leer: Azcapotzalco, una diócesis con tres grandes realidades

Junto con las diócesis de Xochimilco, Iztapalapa y la Arquidiócesis de México, conformará la Provincia de México, y trabajarán de la mano para responder a las necesidad y retos pastorales de la Ciudad de México.