Iglesia en México

La Iglesia en México atiende y acompaña a los divorciados vueltos a casar

Las arquidiócesis de Monterrey y Yucatán llevan la batuta en la atención a los divorciados vueltos a casar.
Cada vez más diócesis integran a su Pastoral familiar la atención a los divorciados vueltos a casar.
Cada vez más diócesis integran a su Pastoral familiar la atención a los divorciados vueltos a casar.

La atención pastoral a los divorciados vueltos a casar (DVC) por la vía civil es una asignatura pendiente para la Iglesia, aunque no es un tema nuevo, pues diócesis como Monterrey, Yucatán, Chihuahua y Querétaro llevan años de trabajo para integrar a la vida eclesial a las parejas que viven esta situación. 

Leer: El deber de la Iglesia con los divorciados vueltos a casar 

Hace casi 20 años, en la Arquidiócesis de Monterrey, el padre Felipe de Jesús Sánchez inició con el acompañamiento pastoral de un grupo de parejas; posteriormente lo llevó el entonces sacerdote Alfonso Miranda, comenzando formalmente un movimiento postoral. 

Cuando fue nombrado obispo, el padre Óscar Lomelín asumió la dirección espiritual de ese grupo, que se ha extendido a 12 sedes, favoreciendo la integración de muchas parejas en la Iglesia; además, sus talleres de formación han sido impartidos en otras diócesis del país. 

“Estos 20 años nos han permitido acompañar a numerosas familias de nuestra arquidiócesis a reescribir sus vidas bajo la mirada de Jesús (…) El camino de Jesús es el del amor y la misericordia, y esta pastoral asume el desafío de ir a donde Jesús y su Iglesia nos necesitan”.

Leer: Divorciados vueltos a casar, ¿excomunión o misericordia?

Las raíces de la atención a divorciados vueltos a casar en de la Arquidiócesis de Yucatán se remontan a 1995, gracias a un grupo de matrimonios del Movimiento Familiar Cristiano, recuerda por su parte el padre Jorge Carlos Menéndez Moguel, asesor del grupo de Divorciados Vueltos a Casar en dicha Iglesia particular.

“Tenemos la enorme satisfacción de haber acompañado a cientos de parejas en Yucatán y algunas comunidades vecinas, mostrando, de la mano del Magisterio, vías de integración a la Iglesia”.  

“Cuando les explicamos que no están excomulgados y que son objeto de un amor de predilección de Dios y de la Iglesia, la vida de estas parejas se transforma de una manera hermosísima”, dice el padre Menéndez. 

Los días 16 y 17 de noviembre, en Monterrey, se celebrará el Encuentro Nacional “La alegría de volver a casa”, sobre divorciados vueltos a casar, que incluye conferencias, talleres y Misas.