Iglesia en México convoca a Jornada de Oración por la Paz el 10 de julio

La Iglesia católica en México convoca a una Jornada de Oración por la Paz mediante cuatro acciones particulares. ¡Conócelas!
Solo san Lucas reporta la oración “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”.Foto: Luis Felipe Tun/Cathopic
Nuestro Señor Crucificado.

La violencia que se vive en el país ha motivado a que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) convoque a una Jornada de Oración por la Paz para el próximo domingo 10 de julio.

Lo anterior se dio a conocer a través de un comunicado conjunto entre la CEM, con la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México y la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús.

En los últimas semanas la Iglesia en México ha levantado fuerte la voz en contra de esta violencia que, según datos oficiales, ha provocado 122,000 asesinatos a manos de los criminales en lo que va del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, entre ellos siete sacerdotes.




Te puede interesar: Los ‘secretos’ de los padres jesuitas para evangelizar la Tarahumara

Cuatro maneras de participar

El comunicado señala que la sangre derramada en México “es la sangre de Jesús que cae a la tierra para hacer la fértil y emprender un camino por la paz”, y esta es la razón por la cual la Iglesia convoca a la jornada de oración mediante cuatro acciones particulares:

En primer lugar, se pide que en todas las Misas a celebrarse el próximo 10 de julio se haga memoria de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas que han sido asesinados en el país y se ofrezcan la intención para que su dolor acompañe este camino por la paz en el país.

También se pide que durante todo el mes de julio se celebren Misas en lugares significativos que representen a todas las personas que han desaparecido o sufrido una muerte violenta en México, pues “ahí existe un herida que sanar, y ahí está la fuerza que hoy necesita el país para construir la paz”.

Una tercera acción sería que en las Misas del 31 de julio se pida por los la conversión de los victimarios, como una manera de tenderles la mano para recibirlos en la casa de Dios. “Ellos también son nuestros hermanos y necesitan de nuestra oración. No más violencia y nuestro país”, apunta.

Y finalmente, los obispos piden que cada diócesis, congregación religiosa o parroquia, defina más acciones  para abonar a este camino por la paz; pueden ser horas santas, procesiones por la paz o mensajes al pueblo de Dios, por ejemplo.

Gráfico con la oración de los obispos de México por la paz

Oración de los obispos de México por la paz en el país.

 

Compartir




Publicidad