Iglesia en México

El Cardenal Carlos Aguiar escucha las inquietudes de su presbiterio

El encuentro “Construir el Reino en comunión sinodal”, se realizó a unos días de la creación de tres nuevas diócesis en la CDMX.
Cardenal Aguiar se reune con decanos y vicedecanos Foto Ricardo Sánchez
Cardenal Aguiar se reune con decanos y vicedecanos Foto Ricardo Sánchez

Con el fin de escuchar las necesidades e inquietudes del presbiterio y clarificar los desafíos arquidiocesanos que hay en el horizonte de la Iglesia en la capital, el Cardenal Carlos Aguiar Retes sostuvo una reunión con sacerdotes decanos y vicedecanos de la Arquidiócesis de México.

El encuentro denominado “Construir el Reino en comunión sinodal” -en el que participaron unos 80 sacerdotes- arrancó este miércoles 2 de octubre en Casa Lagosede de la Conferencia del Episcopado Mexicano– a unos días de haberse creado tres nuevas diócesis en la Ciudad de México.

En su primera intervención, el Arzobispo Primado mencionó un punto clave del nuevo paradigma de la Iglesia: evangelizar en colegialidad y comunión en los diversos ambientes de la Arquidiócesis capitalina.

Los decanos expusieron sus inquietudes al Cardenal Aguiar Foto Ricardo Sánchez

Los decanos expusieron sus inquietudes al Cardenal Aguiar. Foto: Ricardo Sánchez

El caminar de la Iglesia hasta nuestros días

A manera de inducción, expertos en las diversas realidades pastorales hablaron sobre el caminar de la Arquidiócesis de México, desde la realización del Primer Sínodo Arquidiocesano (1945) hasta la actualidad, pasando por las aportaciones desprendidas del Segundo Sínodo (1992), con el fin de plantear un marco de referencia para la comprensión del momento actual que vive la Arquidiócesis.

La primera inquietud del día fue formulada por la catequista Martha Angélica Robledo, con 41 años de servicio, quien pidió tener más en cuenta a los laicos en la toma de decisiones, y reconsiderar la ampliación de los tiempos de catequesis, pues aseguró que no es la duración, sino la calidad, lo que realmente cuenta.

En respuesta, el Cardenal Carlos Aguiar dijo que la decisión de ampliar la Catequesis fue para que ésta no fuera un “indoctrinamiento”, sino más bien una experiencia cristiana de comunión, en la que los niños queden encantados y deseen continuar un proceso de formación hasta su edad adulta; “y esto no sucede en la actualidad, pues no hay una continuidad formativa”, aclaró.

Más tarde, se dio paso a un ejercicio de reflexión sobre el tipo de Iglesia que necesita la comunidad arquidiocesana, bajo una dinámica de escucha recíproca y discernimiento, en la que vertieron ideas sobre cómo generar un ambiente de mayor comunión, qué aportaciones hacer como Iglesia a los desafíos de la Ciudad de México, y cómo consolidar al laicado como verdadera fuerza pastoral.

El decano en la estructura eclesial

Como siguiente punto, el Cardenal Aguiar explicó que los decanos tienen la responsabilidad de cristalizar la colegialidad y la comunión entre los padres del territorio decanal, “por lo cual el decano debe ser padre, hermano y pastor de pastores”.

“El decano es la primera instancia dentro de la estructura diocesana, y si es sensible y conoce la situación de sus hermanos sacerdotes, podrá informar en tiempo oportuno al obispo si uno de ellos tiene alguna necesidad pastoral o personal; pero si a éste se le abandona, terminará cayendo en una situación inconveniente”.

Asimismo, explicó que la segunda instancia dentro de la estructura es el vicario episcopal, a quien el decano debe acudir si se ve rebasado en su labor.

“Y la tercera instancia es el obispo. Somos pastores de pastores. Si entendemos esto, lograremos vivir en comunión. Si uno no puede hacer la tarea, entonces estará el otro para hacerla”.

Especialistas explicaron los retos de la Iglesia actual Foto- Ricardo Sánchez

Especialistas explicaron los retos de la Iglesia actual. Foto: Ricardo Sánchez

Los decanos hablan

En foro abierto con el Arzobispo, el Cardenal Aguiar escuchó las diversas inquietudes del presbiterio en voz de los sacerdotes decanos.

Las inquietudes que los decanos manifestaron:
• Inconformidad por el hecho de que los vicarios episcopales no toman en cuenta sus opiniones.
• Los cambios de sacerdotes, sin considerar si el nuevo presbítero estará en la disposición de dar continuidad a los trabajos del hermano que se va.
• El obsesivo interés de los sacerdotes que llegan a una parroquia por realizar las entregas administrativas, pero no las entregas pastorales.
• Pidieron al Arzobispo escribir sobre sus proyectos, balances y reflexiones en la revista Desde la fe.
• La implementación de cursos formativos para padres decanos.
• Realizar un trabajo más cercano con los laicos, en especial con los que defienden la vida y la familia.