Iglesia en México

El Cardenal Aguiar preside Misa por las vocaciones y las mamás

En la Misa se hizo mención de las intenciones de fieles recibidas para las mamás de la Arquidiócesis de México.
Cardenal Aguiar en la Misa de la LVI Jornada Mundial de Oración por las vocaciones. Foto: María Langarica.
Cardenal Aguiar en la Misa de la LVI Jornada Mundial de Oración por las vocaciones. Foto: María Langarica.

El Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, presidió la Misa en ocasión de la LVI Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones ante seminaristas, sacerdotes y religiosas, en la que también se pidió por las mamás de la Arquidiócesis de México.

Durante su homilía, invitó a seguir a Jesús pastor y cordero, “esa es la vocación que hoy la Iglesia está tratando de renovar en la conciencia de todos los fieles, ser discípulos de Jesucristo, miembros de la comunidad de los discípulos, porque somos corderos y nos necesitamos unos a otros para formar el pueblo de Dios, es decir, para formar el rebaño”.

Asimismo, destacó su decisión de unir la Pastoral Juvenil Vocacional -que se hizo efectiva este año-, ya que aseguró debe ser abierta. “No la podemos hacer sectorialmente” 

“Superemos la tentación de la pesca propia por la pesca de la Iglesia. ¿Qué quiero decir?, que no consideremos que este jovencito, aquella jovencita, porque inició un proceso vocacional “con nosotros”, ya pensemos que es para nosotros (…) Si descubre que su carisma o el carisma de una congregación es lo que le llena y satisfacerá sus inquietudes no lo podemos retener”.

Niña durante la Misa de la LVI Jornada Mundial de Oración por las vocaciones. Foto: María Langarica.

El Arzobispo Primado de México también mencionó el mensaje del Papa Francisco por la LVI Jornada Mundial de Oraciones por las Vocaciones, en el que asegura que hoy en día se le tiene miedo al compromiso y a una responsabilidad definitiva, cuando ambas son el camino de desarrollar la plenitud de ser humano, resaltó.

Puntualizó que, ante las palabras del Santo Padre, “se debe tomar conciencia de que nuestra vocación es una respuesta personal que nos compromete a la vida comunitaria. Nosotros somos corderos, somos ovejas y solamente en vida comunitaria, en rebaño, podemos salir adelante”.

Una mención para las mamás

En la Misa también se pidió por las mamás, vivas o difuntas, de la Arquidiócesis de México. En días pasados, cientos de personas enviaron sus intenciones para la Misa, que el Cardenal Carlos Aguiar recibió a través de medios electrónicos.

San José Sánchez del Río en la Misa de la LVI Jornada Mundial de Oración por las vocaciones. Foto María Langarica.

San José Sánchez del Río en la Misa de la LVI Jornada Mundial de Oración por las vocaciones. Foto María Langarica.

Al final de la ceremonia, el Arzobispo recibió una reliquia y un cuadro de San José Sánchez del Río, patrono de los niños y los adolescentes.

Asimismo, se dio a conocer que el siguiente año nacerá el Centro de Orientación Vocacional Femenil, coordinado por las Hermanas de Vida Consagrada.

Además, el Cardenal Aguiar hizo llegar un mensaje especial a quienes le hicieron llegar sus intenciones vía WhatsApp.

Lee: Entre la soledad y la esperanza, el Día de las Madres en prisión.