Iglesia en México

Cuaresma, tiempo para la conversión

Durante el Retiro de Cuaresma para Sacerdotes 2020, monseñor Carlos Samaniego llamó a los sacerdotes a liberarse de las ataduras del pecado.
Convertirse pastoralmente durante la Cuaresma, es el llamado.
Convertirse pastoralmente durante la Cuaresma, es el llamado.

“Una verdadera conversión pastoral”, pidió monseñor Carlos Samaniego, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México, a los presbíteros que acudieron este 24 de febrero al Retiro de Cuaresma para Sacerdotes 2020, que tuvo lugar en el Seminario Conciliar de México Casa Huipulco”.

Puedes leer: 6 consejos del Papa Francisco a sacerdotes, religiosos y religiosas

Monseñor Carlos Samaniego pidió a los presbíteros aprovechar el tiempo de Cuaresma para pasar de una vida errada y mediocre a una vida santa y fervorosa, como camino hacia la Pascua, una fiesta que quiere infundir en nosotros la confianza de que Cristo ha resucitado, de que está vivo y es invencible, y de que nosotros podemos resucitar con Él.

Dijo que la Cuaresma invita a todos los miembros de la Iglesia a la purificación; es decir a la liberación de las cadenas que les tienen atados; pero primero hay que desenmascarar esas cadenas, y dejar de llamar a la envidia “deseos de superación personal”, a la lujuria “amplio criterio”, a la gula “arte del buen comer”, a la avaricia “actitud de progreso”, a la soberbia “personalidad”, y a la ira “carácter fuerte”.

El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis dijo que en la Cuaresma Jesús nos habla de cuarenta días y cuarenta noches en que la tentación se acentúa, pero también en la que el ser humano puede ser solidario comprendiendo la fragilidad de los demás, porque en este mundo “el que no cae resbala”, y también de dar la batalla al pecado mediante la oración y la confesión frecuente.

Finalmente, conforme a los documentos de Aparecida, Evangelii Gaudium y el Proyecto Global Pastoral 2031-2033, monseñor Carlos Samaniego llamó al presbiterio a impulsar una iglesia misionera, evangelizadora, buena, que apoye las causas sociales; una iglesia compasiva, que comparta la esperanza con los adolescentes.

“Esto es una verdadera conversión pastoral -dijo- ¡El tiempo se ha cumplido! ¡Arrepiéntanse y crean en el Evangelio!”.

Al finalizar la plática espiritual que monseñor Samaniego tuvo con el presbiterio de la Arquidiócesis de México, el Cardenal Carlos Aguiar Retes recordó a los asistentes que a partir del 19 de marzo la Iglesia arquidiocesana contará con tres nuevos obispos auxiliares para apoyarlo en la labor de estar cerca de todas las comunidades parroquiales.

Comentarios