Con objetos litúrgicos de Irak, celebrarán Misas por cristianos perseguidos

La Misa que se transmite en redes sociales a las 19:00 horas será dedicada a los cristianos perseguidos.
El Papa Francisco oró por los cristianos perseguidos en su visita a Irak. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco oró por los cristianos perseguidos en su visita a Irak. Foto: Vatican Media

Del 15 al 19 de marzo, los Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis Primada de México dedicarán la Santa Misa que se transmite en redes sociales a los cristianos perseguidos en el mundo. En la celebración de la Eucaristía, se utilizarán objetos litúrgicos rescatados de iglesias que han sufrido atentados por parte de grupos terroristas en Irak: un copón, un crucifijo y un cáliz.

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) estima que el 61% de la población mundial vive en países en los que no se respeta la libertad religiosa; en el 9% de las naciones del mundo hay discriminación, y en el 11% de los estados hay persecución. Uno de cada 5 cristianos viven en estos países.

Irak, país que fue protagonista de la más reciente visita pontificia del Papa Francisco, es uno de estos países. Con la auto-proclamación del Estado Islámico y su califato en junio de 2014 —que involucró a Irak y a Siria— comenzó una persecución de cristianos, que terminó con la expulsión de ellos en la ciudad de Mosul, la expropiación de sus casas y de sus propiedades, el incendio y destrucción de las iglesias cristianas. La población cristiana se redujo a aproximadamente 300 mil cristianos.


Sin embargo, la historia moderna de Irak también está llena de testimonios de fe, y el Papa Francisco ha visto con sus propios ojos cómo Irak comienza a levantarse de las ruinas.

“En 2017 se dio la oportunidad de liberar a estos países de los grupos terroristas y, en 2018, AIN empezó un programa de reconstrucción, no sólo de viviendas y templos, sino de la vida misma. En este contexto, se hizo una recolección de objetos litúrgicos que serán expuestos de manera itinerante por el mundo”, explicó la Lic. Julieta Appendini, directora en México de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Tres de estas reliquias litúrgicas son las que utilizarán los Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis de México para presidir las Misas la próxima semana.

Las reliquias litúrgicas rescatadas de Irak

Entre estos objetos sagrados está un cáliz que fue rescatado de entre los escombros del templo en el que celebraba el Padre Salar, en Qaraqosh, en el norte de Irak, en la llanura de Nínive. El vaso sagrado muestra las consecuencias del bombardeo del templo y de un tiroteo dirigido a los objetos litúrgicos profanados por los yijhadistas del Daesh durante la ocupación de la zona.

Cáliz rescatado entre los escombros de un templo en Qaraqosh, en el norte de Irak. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Cáliz rescatado entre los escombros de un templo en Qaraqosh, en el norte de Irak. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Qaraqosh es el pueblo de mayoría cristiana más grande de Irak, con 50 mil habitantes, casi todos ellos cristianos, católicos caldeos, sirio-católicos, y sirio-ortodoxos. “El cáliz es como el corazón de Jesús que vuelve a derramar su sangre día a día cada, por cada uno de nosotros convirtiéndolo así en un símbolo de entrega y amor a Dios”, explica AIN.

Este objeto litúrgico representa a cientos de sacerdotes perseguidos y muestra una mirada de confianza y esperanza en Dios, que nos enseña a vivir la fe en nuestros países.

El crucifijo que estará presente en las Misas fue rescatado también de una iglesia en Qaraqosh, después de uno de los bombardeos en la zona. Se trata de una cruz que significa, para la fe cristiana, la victoria sobre el pecado: la salvación.

Crucifijo rescatado de una iglesia en Qaraqosh, después de uno de los bombardeos en la zona. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Crucifijo rescatado de una iglesia en Qaraqosh, después de uno de los bombardeos en la zona. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

“Estas cruces que parecen ahora un objeto inservible, roto y viejo, han sido el signo de la victoria de Cristo. Lo que queda de las cruces, representa a los cristianos de Irak, esa parte del cuerpo místico que se aferra a la cruz porque saben que en ella está la salvación. Como dijo uno de los sobrevivientes a los múltiples ataques del estado islámico: ‘nos podrán quitar todo lo que tenemos, hasta nuestra propia vida… pero no podrán quitarnos la posibilidad de ir al cielo.’”

El copón fue encontrado en una de las iglesias de Mosul, que es la segunda ciudad más grande de Irak. Las comunidades cristianas de Mosul cayeron en manos del ISIS en 201,4 y los últimos cristianos de esta ciudad abandonaron el lugar tras recibir las advertencias de los musulmanes extremistas: conversión al islam, muerte por espada o huir.

Copón rescatado de Irak. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Copón rescatado de Irak. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Este vaso sagrado conservó y custodió el cuerpo de Cristo en cada celebración que se hacía. A pesar de los bombardeos en plenas celebraciones, los cristianos daban su vida para proteger las Hostias Consagradas.

Mosul ha sido de las ciudades más devastadas y con dificultad para el regreso de las comunidades cristianas. Entre el 2014 al 2019 se registraron alrededor de 73,083 personas asesinadas y 63,989 familias desplazadas; esta ciudad es claro ejemplo del martirio vivido y de la sangre que corrió en la guerra y persecución. Este objeto litúrgico también es signo de los cristianos que permanecieron firmes en su fe y son ejemplos de esperanza y perdón.

La transmisión de las Misas es a través del canal de YouTube y Facebook de Desde la fe, así como la página de Facebook de la Arquidiócesis Primada de México.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775