Colapso en el Metro: Cáritas abre 3 centros de escucha para los afectados

Dos de los nuevos centros de escucha de Cáritas se ubican muy cerca de las estaciones estaciones Olivos y Tezonco, donde ocurrió la tragedia.
Veladoras a la Virgen de Guadalupe. Foto: María Langarica
Veladoras a la Virgen de Guadalupe. Foto: María Langarica

Ante la tragedia por el colapso de un convoy de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, que hasta el momento ha dejado un saldo de 25 personas fallecidas y más de 70 hospitalizados, la Provincia de México –que comprende las diócesis de Xochimilco, Iztapalapa, Azcapotzalco y la Arquidiócesis Primada de México- anunció la apertura de tres nuevos Centros de Escucha y atención comunitaria.

Leer: Colapso en el Metro: “Me acerqué lo más que pude, y les di la absolución”

Dos de los nuevos centros de Cáritas, organización de la Iglesia Católica, están muy cerca de las estaciones estaciones Olivos y Tezonco, donde ocurrió la tragedia; mientras que el tercero está en el centro de Xochimilco. Estas son sus ubicaciones:


  1. Parroquia de San Pedro Tláhuac
  2. Parroquia Inmaculada Concepción Zapotitlán
  3. Parroquia de San Bernardino Xochimilco, Curia Diocesana.

Los Centros de Escucha funcionarán de lunes a viernes de 10 a 14 horas.

En entrevista con Desde la fe, el padre Óscar Arias, presidente de Cáritas en la Arquidiócesis de México, explicó que esta iniciativa surgió como respuesta al llamado del Obispo de Xochimilco, monseñor Andrés Vargas, a las diócesis hermanas de la Ciudad de México, para sumar esfuerzos y socorrer a las víctimas y a sus familiares que lo necesiten.

“El día del suceso en la madrugada, don Andrés dio a conocer un comunicado en el que nos pidió a las Cáritas de la Provincia de México que nos sumáramos a las tareas solidarlas”, recordó.

En los Centros de Escucha de la Iglesia Católica se atiende a personas que requieren acompañamiento y apoyo espiritual ante una situación adversa, personas que tienen ansiedad, estrés, depresión miedo, enojo, entre otras emociones.

A raíz del colapso del Metro, agregó el padre Arias, muchas personas se encuentran en estado de crisis o pueden requerir ayuda u orientación.

“Nosotros nos vemos en el compromiso de poder canalizarlos de manera adecuada, y ayudar en lo que nosotros podamos colaborar”, agregó.

Leer: La Iglesia se une en oración por las víctimas de la Línea 12 del Metro

Monseñor Vargas también pidió a los sacerdotes que se encuentren cerca de los hospitales a donde fueron trasladados los heridos, que brinden a ellos y a sus familias la atención espiritual que requieran.

Comentarios