Avienta una despensa, la ingeniosa iniciativa que toca a tu ventana

Esta iniciativa motiva a las personas a apoyar a los más necesitados mientras se guarda la sana distancia.
Iniciativa Avienta una Despensa. Foto: Cortesía Santiago Yedra
Iniciativa Avienta una Despensa. Foto: Cortesía Santiago Yedra

Un grupo de jóvenes originarios de la Ciudad de México han recolectado casi tres toneladas de alimentos para los más afectados por el COVID-19, pero de una forma muy particular: las personas que desean apoyar los arrojan desde sus balcones o ventanas para sumarse a la iniciativa Avienta una Despensa.

Leer: ¿Cómo puedo ayudar a los afectados por el coronavirus COVID-19?

Los jóvenes, encabezados por Santiago Yedra Aviña, comenzaron su labor de recolección de víveres el pasado 18 de mayo en una camioneta con una manta en la que se puede leer #AvientaUnaDespensa. La camioneta también posee una bocina que invita a la gente a arrojar despensas desde las ventanas y balcones, pues ellos se encargan de atraparlas con una manta. Con esta técnica, no es necesario que nadie salga de su casa, y se puede guardar la medida sanitaria de la sana distancia, al tiempo que podían ayudar a la gente necesitada.


Camioneta de la iniciativa Avienta una Despensa. Foto: Cortesía Santiago Yedra

Camioneta de la iniciativa Avienta una Despensa. Foto: Cortesía Santiago Yedra

De acuerdo con Yedra Aviña, los víveres fueron repartidos de manera indiscriminada y con absoluta transparencia a instituciones de beneficencia o de manera directa entre las personas que se han visto muy afectadas por la pandemia de COVID-19, principalmente entre aquellos que no teniendo un empleo fijo, requieren salir a las calles para ganar el sustento diario, como es el caso de los músicos y artesanos ambulantes.

Entre las instituciones que recibieron despensas están la Casa de los Niños Incurables de Tlalpan que atiende a niños de la calle con alguna discapacidad, la Asociación Civil Traso, un comedor comunitario en la Alcaldía Álvaro Obregón, y una casa de ayuda para niñas huérfanas en la colonia San Miguel Chapultepec, además de que a su paso iban repartiendo despensas entre gente humilde que visiblemente requerían de apoyos, muchos de los cuales, han recurrido a las iglesias en busca de ayuda, como es el caso de San Juan Bautista Tlacatelco, en Tacubaya que le tendió la mano a grupos de artesanos que por la pandemia, han perdido a su eventual clientela en la calle.

Las personas arrojan despensas de sus ventanas. Foto: Cortesía Santiago Yedra

Las personas arrojan despensas de sus ventanas. Foto: Cortesía Santiago Yedra

Son muchas las experiencias que estos jóvenes pueden contar y que arrojó Avienta una Despensa, en torno a valores como son la caridad y la solidaridad, y todas confirman la generosidad de la gente ante las personas que menos tienen y que requieren apoyos urgentes y básicos durante esta pandemia.

Entre los productos que ellos han recolectado están frijol, arroz, lenteja, garbanzo, sopas en sobre y latas diversas de conserva, y que para muchas personas y sus familias pueden resolverles el problema de la alimentación por varios días en los que deben permanecer encerrados.

Con esta iniciativa, se puede apoyar a los más necesitados y guardar la sana distancia. Foto: Cortesía Santiago Yedra

Con esta iniciativa, se puede apoyar a los más necesitados y guardar la sana distancia. Foto: Cortesía Santiago Yedra

La iniciativa Avienta una Despensa surgió cuando ellos mismos se vieron afectados en su actividad laboral en una compañía de publicidad, y decidieron aprovechar el tiempo en beneficio de la sociedad. Tienen planeado continuar con este y otros proyectos que pueden ser replicados por otras personas o grupos de todo el país.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775