Iglesia en México
rmb

Arzobispo Aguiar: Que María nos ayude a enfrentar la crisis con esperanza

El Arzobispo Primado de México sumó su voz a la de la CEM citando el documento 'Abrazar a nuestro pueblo en su dolor'
El Arzobispo Aguiar presidió la Misa dominical del 5 de julio de 2020. Foto: Basílica de Guadalupe/Cortesía.
El Arzobispo Aguiar presidió la Misa dominical del 5 de julio de 2020. Foto: Basílica de Guadalupe/Cortesía.

El Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, hizo este domingo una invitación a todos los fieles a llevar palabras de esperanza y dar la mano a quien sufre las diversas consecuencias derivadas de la pandemia de COVID-19.

Asimismo, el Cardenal Aguiar Retes hizo una invitación a todos los miembros de la Arquidiócesis de México a unirse a lo expresado por los Obispos de México en el documento Abrazar a nuestro pueblo en su dolor, publicado el lunes 29 por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

“Queremos impulsar el amor como iglesia para darnos la mano, para abrazar a nuestro pueblo ante la crisis que sufrimos y decirle a nuestra Madre en esta Eucaristía que nos ayude a afrontarla con esperanza y que superemos, que salgamos adelante, de las diversas crisis que ha desatado esta pandemia”, expreso el Arzobispo al inicio de la Misa dominical en la Basílica de Guadalupe.

Es momento de redescubrirnos como hijos de Dios

En su homilía, el Cardenal Carlos Aguiar enfatizó que el ser humano tiene la natural tendencia de desarrollar la inteligencia, habilidades y capacidades con las que se abre camino en la vida, sin embargo, en el proceso de crecimiento generalmente toma distancia de la necesidad de acudir a Dios.

Invoca su ayuda “solamente para aquellas cosas que salen de su control”, así cada persona queda expuesta a enfriar su corazón y olvidar la vida espiritual, y dejarse llevar por las satisfacciones siempre transitorias de la vida terrena.

“Experimentar en carne propia la fragilidad humana, en cualquier contexto adverso a nuestras expectativas, será una oportunidad para redescubrir nuestra vocación de ser hijos de Dios, y de vivir siempre con plena conciencia, la indispensable relación con el Dios compasivo y misericordioso, revelado por Jesucristo”, dijo el Arzobispo.

Misa del 5 de julio de 2020 en la Basílica de Guadalupe. Foto: INBG/Cortesía.

Misa del 5 de julio de 2020 en la Basílica de Guadalupe. Foto: INBG/Cortesía.

“Quien descubre la presencia constante de Dios y experimenta la intervención del Espíritu Santo en su vida, comprenderá lo hermoso que es percibirse y relacionarse con Dios con la conciencia de estar ante Él, pequeño, limitado, necesitado, como un niño al amparo de sus padres. Esta es la pobreza de espíritu necesaria para entrar y participar del Reino de los Cielos”.

Además, las cargas de la vida,  el agobio y la fatiga, el cansancio y la tensión constante, son una señal y una oportunidad para buscarlo como Maestro de la Vida, afirmó, tal como Jesús pidió: “Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo los aliviaré”.

Por nuestros hermanos enfermos

En las intenciones de la Misa se pidió por los enfermos, principalmente por quienes padecen COVID-19. Por el personal de salud y por todas las personas que se dedican al cuidado de una persona enferma.

La Misa se llevó a cabo sin la presencia física de fieles debido a las medidas sanitarias ante la pandemia de COVID-19. Cada domingo se transmite vía internet y en televisión abierta.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

Comentarios