Águilas Guadalupanas: Jóvenes que ‘juran’ contra los vicios

Este apostolado juvenil nació hace 20 años en México y ha 'extendido sus alas' por el país.
¡No esperes más! Únete a esta gran comunidad juvenil, "Águilas Guadalupanas".
¡No esperes más! Únete a esta gran comunidad juvenil, "Águilas Guadalupanas".

Haz tu juramento a la Virgen de Guadalupe y forma parte del mejor equipo juvenil: “Águilas Guadalupanas”, un apostolado nacido alrededor del año 2000 en el Estado de México, que al paso de los años se ha ido extendiendo por todo el territorio nacional y algunas entidades de Estados Unidos y Centroamérica.

Puedes leer: Déjate conmover por las experiencias de estas 4 jóvenes misioneras

“No puedo, estoy jurado”

No cabe duda de que Dios hace brillar su luz en las zonas más oscuras de la existencia: así surgió “Águilas Guadalupanas” cuyo propósito inicial, hace ya casi dos décadas, era alejar a los jóvenes de los vicios mediante un juramento a la Virgen de Guadalupe.


“Entonces era muy frecuente escuchar a los jóvenes decir el clásico: ‘No puedo tomar, estoy jurado’, para rechazar cualquier invitación a volver a beber”, señala Lorena Valadez, actual coordinadora nacional del movimiento. Sin embargo, hoy que el apostolado incluye a todo tipo de jóvenes -con adicciones o no-, la mayoría de los juramentos van en el sentido de no dejarse atrapar por ningún vicio.

En aquellos ayeres, la gran diferencia que había frente a otro tipo de juramentos, era que dichos jóvenes no se conformaban con alejarse de los vicios, sino que querían ir más allá, y mediante un acompañamiento adecuado, comenzaron a interesarse por la parte de la formación en la fe.

Dios, patria y familia, los pilares de este maravilloso apostolado juvenil.

Únete a “Águilas Guadalupanas” y vive grandes experiencias de amor y servicio junto a otros jóvenes.

Dios, patria y familia

Actualmente, “Águilas Guadalupanas” tiene presencia en 12 entidades de la República Mexicana; además de que el rango de edades de sus integrantes oscila entre los 12 y los 35 años, las comunidades son muy diversas entre sí, por lo cual paulatinamente se han tenido que ir rediseñando los materiales didácticos y el tipo de dinámicas a implementar, ajustes que desde hace 3 años están a cargo tanto de Lorena Valadez como de Adrián Hernández, quien también está al frente de la coordinación nacional.

Sin embargo, aun la diversidad de carismas que hay actualmente, la labor y servicio comunitario que ofrecen todos los grupos de “Águilas Guadalupanas” se sustenta sobre tres pilares fundamentales: Dios, patria y familia.

Para “Águilas Guadalupanas” el primer pilar es Dios, por eso la formación en la fe es fundamental; sin embargo, dado que para los jóvenes es muy importante la acción, se impulsa permanentemente el servicio comunitario, lo que dar origen al segundo pilar: la patria.

Y ambos pilares, apuntalados siempre sobre los valores cristianos, amplían el panorama para poder ir reafirmando la importancia de la familia nuclear, padres y hermanos, como entidad la básica de la sociedad.

Dios, patria y familia.

Durante la Semana Santa, los grupos urbanos de “Águilas Guadalupanas” misionan en comunidades alejadas.

“Los jóvenes son de mucha acción -señala Lorena-, de manera que salen de las parroquias a brindar servicios comunitarios, lo cual es parte importante de la tarea evangelizadora. Además, cada Semana Santa acuden a comunidades alejadas para lleva la palabra de Dios a quienes no la conocen, y durante esos días realizan diferentes actividades”.

Así funciona “Águilas Guadalupanas”

Además del rediseño del material didáctico, Lorena y Adrián acuden en la medida de lo posible a los eventos que los grupos realizan en sus estados, y están al tanto de la formación en la fe, de los retiros que se organizan, de los nuevos juramentos a la Virgen de Guadalupe y de las vigilias de oración.

Ambos coordinadores nacionales de “Águilas Guadalupanas” tienen contacto permanente con los líderes de zonas urbanas, quienes a su vez coordinan a los líderes de las regiones más alejadas. Los líderes urbanos, por otra parte, mantienen necesariamente contacto con los párrocos de sus comunidades, quienes tienen un conocimiento más profundo de las realidades que afectan a cada territorio y saben qué actividades se necesitan llevar a cabo.

En este sentido, Adrián Hernández señala que, aunque no todos los grupos de “Águilas Guadalupanas” nacen en una parroquia, es requisito fundamental que estén ligados a alguna y estén al servicio del párroco. “Hay veces que el mismo párroco es quien solicita que se forme en su parroquia un grupo de “Águilas Guadalupanas”.

En cuanto al tipo de actividades que los grupos de “Águilas Guadalupanas” en las distintas entidades del país, se procura no encuadrarlas, ya que si algo desbordan los jóvenes es energía y creatividad.

“Estamos al pendiente de lo que hacen, sean ralis deportivos, conciertos musicales, obras de teatro y más; sin embargo, muchas de sus actividades ya las tienen dominadas y sólo nos mandan evidencias. Nosotros las subimos a la página de internet, de manera que hay una retroalimentación constante entre ellos: unos grupos toman ideas de otros, y las implementan de a cuerdo con las realidades de cada comunidad”.

Juramento de “Águilas Guadalupanas”

Adrián y Lorena invitan a todos los jóvenes a tomar la decisión de hacer su juramento a la Virgen de Guadalupe y comenzar a vivir una vida renovada, como parte del mejor equipo, “Águilas Guadalupanas”; una vida sustentada en los valores de la fe, la patria y la familia, y cohesionada por el amor, la unidad y el servicio al prójimo.

Para mayores informes, ingresar a www.aguilasguadalupanas.org o comunicarse al teléfono +52 1 (442) 250 1791